Un ordenador portátil para todo tipo de usos. Desde el quehacer diario en nuestro trabajo hasta el puro entretenimiento. Además, su pequeño tamaño lo hace adecuado para su fácil transporte. Sólo 2,2 kilogramos de peso. El Samsung Q320 llega a España con varios meses de retraso, ya que estaba previsto para el pasado mes de marzo. Y a un precio de 1.000 euros.

Lo primero que llama la atención de este portátil es su pantalla. Con un tamaño de 13,4 pulgadas, carece de marco. Jugando así con nuestros sentidos para crear la ilusión óptica de que se trata de una pantalla de mayor tamaño. Con su formato panorámico 16:9 alcanza una resolución de 1366×768 píxeles. Sin olvidar que usa la última tecnología de la marca de pantallas retroiluminadas por LED.

Ésta se apoya en la tarjeta gráfica Nvidia GeForce G105 M con 256 MB de memoria dedicada. No sólo su potencia augura grandes posiblidades en el campo del ocio. Desde videojuegos hasta la reproducción de archivos en alta definición. Sino que la tecnología del chip gráfico autoregula el consumo de energía tratando de minimizarlo al máximo.

No obstante, cuenta con una batería de iones de litio de seis celdas. Que si bien permite una autonomía de 4,6 horas, lo hace con el perfil de bajo consumo energético activado.

Otro de los añadidos, es un sistema de seguridad de sellado. Un precinto que aísla los componentes vitales del ordenador ante el derramamiento de líquidos sobre el teclado u otra parte de la carcasa. Hasta un litro sin riesgo de que nada se estropee. Aunque cualquiera se atreve a hacer la prueba.

En su interior, Samsung ha colocado un procesador Intel Mobile Core 2 Duo P7450 corriendo a 2,2 Ghz. Le acompañan 3 GB de memoria RAM DDR2. Suficiente para poder moverse con fluidez a través de Windows Vista Home Premium.

Tampoco está mal equipado en cuanto a capacidad. Un disco duro SATA de 320 GB proporciona el respaldo suficiente para nuestros datos. Además de la regrabadora de DVD multiformato que incorpora. Dado el estrecho perfil del ordenador, se ha optado por una unidad óptica sin bandeja (Slot-In). Similar al que podemos encontrar en los reproductores de los automóviles.

Igualmente en sus laterales se pueden encontrar tres puertos USB con un par de particularidades. Uno comparte con un puerto eSATA. Mucho más rápido que el USB, pero restringido a una serie de periféricos concretos con conexión SATA. Al mismo tiempo, mantiene una tensión eléctrica constante incluso cuando está apagado. De este modo podemos cargar cualquier dispositivo (un reproductor multimedia o un teléfono móvil, por ejemplo) sin necesidad de encender el ordenador.

También se encuentran puertos de entrada y salida, tanto de audio como de vídeo. De este ultimo tipo, las acostumbradas conexiones VGA y HDMI. Además de la interfaz Ethernet para las conexiones de red por cable. Aunque no faltan tampoco las conexiones Wi-Fi y Bluetooth 2.0.

Vía: Xataka

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...