Tan sencillo como conectarlo al puerto USB del ordenador. Beanzawave es un prototipo de horno microondas desarrollado por Heinz (sí, el del ketchup). Pero está tomando un cariz cada vez más serio. Hasta el punto de que la empresa está pensando seriamente en comercializarlo al precio de 160 dólares (unos 116 euros).

Por fin podremos disfrutar de un café calentito en nuestro puesto de trabajo. Un sueño para muchos oficinistas. Salvo para aquellos que disfrutan de un agradable paseo hasta la máquina de café.

El mini-microondas ha sido diseñado por los expertos Gordon Andrews y Stephen Frazer, auténticas autoridades en este campo. La clave reside en apostar por radiofrecuencias usadas por los teléfonos móviles con el fin de conseguir que los alimentos se calienten. Una técnica que viene muy bien, tratándose de un dispositivo de pequeño tamaño. Puede conseguir el efecto deseado en poco menos de un minuto.

El propio Gordon Andrews afirma que el producto cumple todas las normas de seguridad. Incluyendo las protecciones de las paredes que lo transforman en una autentica jaula Faraday en miniatura. No puede faltar el mecanismo que detiene su funcionamiento cuando se abre la puerta.

Según fuentes de Heinz, el 69% de los oficinistas están tan ocupados en sus puestos que no disponen de tiempo para tomar un bocado. Y así, día tras día. Aunque las cotas de productividad también mandan.

En el desarrollo del prototipo también se trata de contemplar la posibilidad de alimentar el microondas mediante baterías de litio. Aunque por el momento no hay nada en firme al respecto.

Vía: OhGizmo!

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...