Cine en casa en estado puro. Esto es lo que ofrecen los amplificadores multicanal de la familia Yamaha RXV. De momento, son tres modelos con distintas potencias y capacidades pero un único denominador común, cine en casa con una excepcional calidad de audio.

Estos amplificadores están indicados para usarse en combinación con instalaciones de juegos de cinco o seis altavoces como los NS-PC210, también  de Yamaha. La combinación de ambos sistemas no sale por menos de 800 euros pero proporciona una experiencia de sonido posicional impresionante que puede disfrutarse con equipos de alta fidelidad, consolas o sistemas Blu-Ray de alta definición compatibles con sonido posicional 5.1 o 7.1.

Independiente de qué modelo elijamos, todos ellos están equipados con tecnologías que mejoran la calidad de la música en formatos comprimidos, un requisito bastante imprescindible en una época en la que el 90% de la música nos llega en formato digital MP3. También están dotados de un sistema llamado Silent Cinema que emula el sonido posicional envolvente a través de los auriculares que le conectemos, siempre que sean mediánamente buenos.

Por último, la gama RXV cuenta con cuatro modos Scene configurables que nos facilitan la creación de entornos sonoros diferentes en función de si vamos a, por ejemplo, escuchar música, jugar a la consola o ver una película.

El primer modelo de la gama es el RXV-365. Este amplificador es el más sencillo. Cuenta con decodificador de DPL II, DD y DTS y su potencia es de 5×100 watios a 6 ohmnios de impedancia. El RXV-365 cuenta también con dos entradas HDMI y una salida en el mismo formato. Su precio es de 300 euros.


El siguiente modelo según vamos ascendiendo en la gama es el RXV-465. A diferencia del anterior, este amplificador ya es capaz de decodificar sonido en HD con los perfiles DD Plus, DDTrue HD, DTS-HD y High Resolution Audio. Su potencia de salida es de 5×105 watios a 6 ohmnios y aumenta a cinco los conectores HDMI (4 de entrada y uno de salida) a los que hay que sumar una entrada para iPod o un dock bluetooth opcional para el reproductor de Apple. También cuenta con salida de línea SB, control automático de dinámica (DRC), conversores Burr-Brown y modo Direct. Su precio es de 400 euros.


El último representante de la gama es el RXV-565. Es básicamente idéntico en sus características al modelo RXV-465, pero añade sonido posicional 7.1 con una potencia de 7×90 watios a 6 ohmnios de impedancia. También incluye sonido escalable desde analógico hasta 1080p y menú en la propia pantalla del televisor. El más completo de la gama sale por 520 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...