Hoy no se entiende un teléfono móvil sin cámara de fotos. Esto lo saben desde la empresa china Altek, responsables de la fabricanción de uno de esos productos pintorescos que siempre hemos deseado tener: la Altek T8680.

Este dispositivo a simple vista es una cámara de fotos compacta con un diseño tosco y poco cuidado, pero es mucho más que eso: entre sus funciones, esta capturadora de imágenes incluye un teléfono móvil. Exacto, el mismo concepto aplicado a la inversa. Como cámara de fotos, sus posibilidades resultan más que interesantes. Para empezar, es capaz de hacer fotografías con una calidad de 12,2 megapíxeles y un zoom de tres aumentos. Además, dispone de un objetivo extensible que llega hasta los 105 milímetros desde sus 35 milímetros iniciales.

Por otro lado, la Altek T8680 se sube al carro de la tecnología táctil, incorporando en el reverso una pantalla de tres pulgadas manejable con los dedos. Quizás el dato que desluzca un poco entre las características generales de la cámara lo encontremos en su sistema de grabación de video, que graba a una resolución de 640 x 480 píxeles, algo simple para las capacidades de otras cámaras del mercado.

En lo relativo a teléfono móvil que se esconde en esta cámara de fotos, no es que se trate de un artilugio muy a la última, la verdad. Tiene poca memoria interna (70 megas), y quizás la pantalla táctil de 400 x 240 píxeles sea el único detalle que lo aproxime a los teléfonos de última generación que se gastan hoy día.

La Altek T8680 sólo está a la venta en China, por lo que en diversos rincones de internet se frotan las manos pensando que pueda cruzar las fronteras asiáticas hasta llegar a los bazares europeos, aunque hasta ahora esto es más especulación que realidad.

Vía: PhotografyBlog

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...