Se llaman Hamburger Phone y Fries Phone y son los teléfonos perfectos para un restaurante de comida rápida. Uno tiene forma de hamburguesa y el otro imita el formato de un paquete de patatas fritas. Aunque son teléfonos poco saludables, parecen especialmente indicados para aquellos que gustan de vivir en un entorno divertido o que simplemente trabajan en una tienda de comida rápida.


El primero se llama Hamburguer Phone, y como no podía ser de otra manera se abre por la mitad, igual que lo haríamos con un simple pan de hamburguesa. Tan apetecible teléfono está hecho con insípido material plástico y tiene un diámetro de 10,5 centímetros. En el interior aguarda la imitación de una loncha de queso y un teclado tradicional con sus correspondientes botones numéricos. Altavoz y micrófono también se encuentran encerrados en el interior.

El Fries Phone es el teléfono ideal para una churrería. Tiene la forma de un paquete de patatas fritas, pero en la parte inferior podemos encontrar el teléfono en cuestión. Al bajar la tapa veremos un teclado numérico sencillo y fácil de usar. Los dos artilugios se encuentran a la venta en la tienda británica Urban Outfitters por un precio aproximado de 30 euros la unidad. Más baratos e igual de nutritivos nos salen los donuts, tortilla de patatas y paella USB, pendrives hechos especialmente para el sector alimenticio.

Vía: Nopuedocreer

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.