Este es uno de estos inventos que, con todos los respetos para sus autores, parece sacado de una teletienda de madrugada o del April Fools Day. Se llama Mouse Blisters y son una especie de pegatinas de goma cuya función es doble. Por una parte sirven para aumentar la adherencia de la mano sobre el ratón, algo muy deseable en esas largas partidas en las que el fragor de la batalla nos hace sudar como cochinillos.

La segunda función, intimamente ligada a la primera, es precisamente el evitar que la mano esté en estrecho contacto con el ratón. Las pegatinas tienen un volumen considerable y, correctamente situadas, ayudan a crear canales de aireación para evitar sudoraciones innecesarias.

Los Mouse Blisters están fabricados a partir de la goma de auténticas manillas para moto (no especifican si usadas o no). Sus creadores incluso se atreven a asegurar que el invento reduce la fatiga y la posibilidad de que aparezcan molestias derivadas del uso continuado, como el síndrome del túnel carpiano.

No es que desconfiemos, pero es que el invento, estéticamente, es más feo que mandar al abuelo a comprar droga en nochebuena. Probáblemente sea de utilidad y mejore el agarre, pero uno sólo puede imaginarse un Logitech MX Revolution con esas cosas pegadas y la cabeza le lleva hacia un Porsche 911 Carrera con fundas de bolitas de madera en los asientos y una figura de perro de las que mueve la cabeza arriba y abajo. Los que quieran darle una oportunidad a los Mouse Blisters pueden hacerse con un set de 25 pegatinas en Wowshopper por 9 dólares (unos 6 euros al cambio).

Vía: Dvice

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...