Pese a los esfuerzos combinados de la industria de la electrónica y la del entretenimiento, al Blu-ray aún le queda un tiempo antes de alcanzar la masa crítica. Por eso siguen vendiéndose como rosquillas los reproductores de discos DVD. La propuesta de Loewe es una de las más completas del mercado, y desde luego más cara que las ofertas de última hora en las grandes superficies, y no es de extrañar. Se trata de una aparato sumamente compatible, capaz de grabar contenidos en discos DVD+R, DVD-R, DVD+RW, DVD-RW. Puede hacerlo desde fuentes externas, pero también desde su sintonizador de televisión digital terrestre integrado.

También sorprende su compatibilidad a la hora de reproducir contenidos. En este caso puede trabajar con DVD, DVD+RW, DVD+R, DVD-RW, DVD-R, VCD 2.0, SVCD, DivX, Audio-CD, CD-R, CD-RW, MP3, WMA, JPEG, Kodak Picture CD, aunque el fabricante hace la típica salvedad de que la compatibilidad de lectura en los formatos grabables depende del aparato donde fueron grabados. La calidad de grabación es muy buena. Esta es una máquina que ofrece varias calidades, de manera que exprime al máximo los discos DVD, logrando hasta cinco horas de capacidad.

Pero la máquina ofrece aún más. Incorpora un disco duro de 250 GB, que también sirve para grabar contenidos desde fuentes externas, y desde la TDT. Con una sabia administración de las calidades de grabación, se puede estirar el disco hasta las 350 horas. De todas formas, se trata de una máquina total. Eso significa que ofrece una tercera vía a los usuarios a través de la conexión frontal USB. Allí es posible conectar memorias para reproducir fotografías y archivos musicales MP3.

Si el ViewVision DR+ DVBT de la alemana Loewe es bueno a la hora de trabajar con señales de vídeo, aún lo es más con las fuentes de musicales. Es uno de esos raros aparatos que suenan igual de bien con sonido 5.1, de ahí su compatibilidad con Dolby Digital y DTS,  que con sonido estéreo. Tiene una relación señal ruido de 100 dB. Aparte de esto, ofrece otras prestaciones, como una pequeña capacidad de edición de los archivos de vídeo almacenados en el disco, la posibilidad de elaborar listas de reproducción, la protección de algunos archivos para evitar borrado accidental, y seguro infantil. Hay un hecho que habla por sí solo de la calidad de reproducción del aparato. Cuando se mueve el vídeo imagen a imagen, parecen fotografías en lugar de las típicas estampas estáticas y emborronadas.

La conectividad del panel trasero está bien dimensionada. Tiene salida óptica y coaxial, entrada y salida estéreo, salida de vídeo por componentes, una entrada DV para videocámara, el puerto USB0, 2 euroconectores, una entrada de vídeo compuesto, y salidas HDMI y S-Video. El diseño exterior es, como siempre en Loewe, irreprochable. Lo único cuestionable es el precio, que asciende a 800 euros, pero quien algo quiere…

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,