El DV-BD507 de Onkyo es el reproductor Blu-ray más dotado de la gama. Es el típico lector de alta gama de la casa, con un diseño electrónico muy interesante, aunque no todo el mundo cree que justifique un precio más elevado de lo normal. En Estados Unidos, por ejemplo, costará desde ahora 500 dólares, unos 356 euros. Los fans de la marca, que son muchos, están muy contentos con la calidad de imagen que ofrece con discos de alta definición, pero además proclaman que trata la señal procedentes de los DVDs con un mimo poco común.

La lista de compatibilidad es muy larga, ya que no sólo puede con todos los sabores de los discos azules y de los DVDs, sino también con CD comercial y de datos, lo que implica que no tendrá dificultades a la hora de reproducir MP3 o fotos en jpeg. Pero hay más. Es compatible con DivX y XviD tanto en calidad normal como en alta definición. Todo esto justifica el por qué hay una entrada para tarjetas SD en el frontal. Es algo que va a encantar a los aficionados a descargar contenidos de Internet, aunque no todos ellos dispondrán de dinero como para comprar un aparato tan caro. Y si la película se vuelve aburrida, es posible verla a velocidad 1,3x con audio. A lo mejor así, gana en ritmo. Además puede trabajar con los formatos más avanzados de sonido multicanal.

La conectividad situada en la trasera resulta muy interesante. Tiene una salida digital de video HDMI, y dos salidas de audio digital, una óptica y la otra coaxial. Aparte de ello incorpora salida de vídeo compuesto y otro de vídeo por componentes. Cualquiera de las dos se puede ver complementada por la salida estéreo que también hay en la trasera. Puede enviar la señal de video simultanemante por video compuesto y HDMI. Por fin, destaca una conexión de red Ethernet. Pero no es lo único  que destaca en este aparato. También en la trasera hay un enorme ventilador que podría llegar a ser problemático. Por el momento no hay quejas de ruido, con lo que debe ser muy silencioso. Pero algo debe pasar con la electrónica porque hay otros muchos aparatos en el mercado de alta gama que no precisan de ventilación forzada.

El mando a distancia, como suele ser habitual en este fabricante, es muy feo. Es cierto que las teclas están bien ordenadas, y que son fáciles de acceder, pero el tacto no resulta del todo agradable, y el aspecto en general es propio de un aparato clónico mucho más barato. Por cierto, el DV-BD507 incluye soporte BDLive, que recibe a través de la conexión Ethernet.

Vía Akihabara News

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...