La japonesa está preparando un otoño caliente con el lanzamiento de sus nuevos reproductores de vídeo de alta definición. Estas tres máquinas Blu-ray, son también capaces de reproducir DVD y CD, e incorporan lo último en tecnología de imagen. De hecho, el fabricante ha aplicado toda la experiencia que ha ganado en los últimos años como fabricante de televisores, para emplearla precisamente en el otro lado, en el de la fuente. Por eso presenta dos máquinas de alta gama, BDP-LX52, y BDP-320 , y una a precios populares, la BDP-120. Todas ellas son capaces de adaptarse a la pantalla a la que están conectadas.

Los dos modelos de alta gama incorporan circuitería de reloj Precision Quartz Lock System (PQLS) que elimina el ruido digital en las conexiones de vídeo digital HDMI. De esta manera se mejora sobre todo el audio. El modelo más avanzado de la gama justifica además su precio de 650 euros con un panel frontal de nuevo diseño sumamente sólido e inmune a las vibraciones, y a su mando a distancia de aluminio. Todos los nuevos lectores son capaces de ofrecer una imagen de alta calidad. Mientras el más sencillo de la saga, el BDP-120, que cuesta 290 euros tiene proceso de imagen de 36 bits, los otros dos procesan a 48 bits. En cualquier caso, los colores son un lujo gracias a una paleta muy amplia. En los modelos de alta gama hay hasta 13 ajustes que puede activar el usuario para obtener la mejor imagen posible. Todos los equipos son compatibles 24p.

La experiencia cinematográfica es mucho más intensa, gracias a la compatibilidad con formatos de audio de alta definición como Dolby TrueHD o DTS-HD Master Audio Essential. Todos los modelos disponen de salida de audio bitstream y salida como LPCM sin compresión multicanal sobre HDMI. Quienes se deciden por cualquiera de estos modelos, se van a sorprender, sobre todo con los modelos de gama alta, porque su capacidad de trabajo con los archivos de sonido es igual de elevada tanto con señales multicanal como con señales estéreo. Así, cuando se acaben las películas, empieza la hora de la música de calidad. Por cierto, que el precio del BDP-320, el modelo intermedio, es de 430 euros.

Ninguno de los modelos presentados por la japonesa Pioneer descuida los últimos estándares del disco azul. Por eso incorporan el sistema BD-Live que permite disfrutar de contenidos descargados de Internet. Los modelos más caros de la gama, el BDP-320 y el BDP-LX52 tienen dos GB de memoria interna mientras que el modelo más sencillo, el BDP-120 trae de serie una llave de memoria USB de dos GB, que se inserta en su puerto USB.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,