bose_quiet_comfort

Cuando alguien se pone unos auriculares inhalámbricos normalmente busca tres cosas: No escuchar el ruido de fuera, escuchar al mejor nivel el sonido de dentro y una buena autonomía. Pues el último modelo de los alemanes Bose, saca sobresaliente en esos tres exámenes, así que habrá que tenerlo muy  en cuenta.

Los QuietComfort 15 no dejan oír nada del molesto ruido que haya fuera, ya sea un taladro en la pared o el ruidoso tráfico de la vuelta de vacaciones por su sistema de cancelación de ruido externo, que consigue un aislamiento casi total de tus oídos.

Por otro lado, y para que no nos perdamos ninguna frecuencia ni ninguna nota de nuestras canciones favoritas, incorpora la tecnología TriPort que hace que las notas más bajas no se pierdan y suenen todas las líneas melódicas como fueron ideadas. Por último y en cuanto a autonomía, tienen un resultado tremendamente competitivo ya que son capaces de ofrecer 35 horas de funcionamiento con una carga completa.

Aparte de todas estas ventajas, su aspecto es muy cuidado y sus almohadillas están especialmente mejoradas para que tengan un agarre óptimo pero sobre todo, muy cómodo.

De acuerdo, suenan bien, aíslan, tienen buena autonomía… ¿Dónde está la trampa? Podría preguntar cualquiera, pues la trampa son los 210 euros que marca su precio. Nada económicos si los comparamos con otros auriculares, pero es que sus prestaciones tampoco son comparables con las de muchos, la verdad.

Vía: Coolest-Gadgets

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...