Bang-&-Olufsen-BeoVision-10-01

La firma danesa Bang & Olufsen se enorgullece de presentar su nuevo televisor BeoVision 10, una pantalla de 40 pulgadas con retroiluminación LED y una resolución de 1920 x 1080 píxeles, que además tiene un refresco de imagen de hasta 240 hercios. Impresionante. Sí señor. Podríamos llegar a pagar por una pantalla así como 1.500 euros, según hemos visto en unidades de estas características de otras marcas como Samsung, por ejemplo (la firma que más televisores vende en todo el mundo y uno de los mayores fabricantes de paneles LCD del Planeta). Pues bien. Este BeoVision 10 tiene un precio que la exclusiva marca danesa cifra en 6.423 euros. Unas cuatro veces el precio del mercado para las teles de este tipo, por ejemplo, el notable ejemplar de 40 pulgadas de la Serie 8 de Samsung, el UE40B8000, el cual puede llegar a encontrarse por unos 1.600 euros.

Bang & Olufsen insiste con este modelo en su política de equipos con precios elitistas pero prestaciones sencillas. Unas prestaciones que no son vulgares, pero resultan insultantemente bajas teniendo en cuenta lo que piden a cambio. Por si fuera poco, el BeoVision 10 no incluye mando a distancia, siendo imprescindible para el usuario comprar por separado el control remoto Beo5 o Beo4, un par de mandos LCD táctiles que, pese a lo llamativo, no merecen los casi 600 euros (600 euros por un mando a distancia, nada más y nada menos) que cuesta adquirirlos.

Bang-&-Olufsen-BeoVision-10-02

Aunque este Bang & Olufsen BeoVision 10 tiene características interesantes para un televisor (especialmente el refresco de pantalla de hasta 240 hercios), tiene ciertas carencias presentes en televisores muchísimo más económicos. Echando un vistazo al cuadro técnico de este televisor, no advertimos por ningún sitio algún sistema de conexión a Internet (aunque tiene una entrada Ethernet, el fabricante indica que está preparado para la actualización del firmware del equipo), y, lo que sorprende aún más, no detalla una variedad de formatos de vídeo reproducibles.

El BeoVision 10 está disponible en varios colores combinables (negro, plateado y blanco), que además pueden mezclarse con el altavoz situado en el frontal inferior de la estructura, el cual puede vestirse de negro, blanco, plateado, gris oscuro, azul y naranja. Pese a lo atractivo de su diseño (sin duda, el punto fuerte de Bang & Olufsen, junto con la política de precios desorbitados), que está garantizado por la delgadez y ligereza que permite el sistema de retroiluminación LED, la compra de este televisor está más próxima a un acto de elitismo que a una buena elección. Una cosa es que nos guste ver bien la tele y otra, que paguemos mucho más de lo que vale. Eso sí. Si lo que buscamos es aparentar que somos los más pijos del barrio, esta debe ser nuestra elección.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,