kef-htb2se-2

El Kef HTB2SE-W es un subwoofer inalámbrico de excelente rendimiento. Y, desde luego, es tan bonito que hay que ponerlo bien a la vista. Nada de esconderlo debajo de una mesa camilla. Aunque el acabado en negro brillante despiste un poco, el recinto es de aluminio. Ofrece una potencia de salida de 250 vatios. Se trata de un subwoofer activo que integra un amplificador de clase D y un cono de 250 milímetros acompañado de un emisor de graves pasivo del mismo diámetro.

El resultado está muy equilibrado, ya que es bueno de pegada pero a la vez sutil en los detalles de las frecuencias más graves. Por cierto, abarca de 30 a 150 hertzios. Su volumen interno es de quince litros y pesa 11,9 kilogramos.

kef-htb2se-1

Al ser inalámbrico, no hace falta tender ningún cable y la libertad de ubicación dentro de la sala es total. Eso sí, el alcance del transmisor inalámbrico se extiende en un radio de unos 25 metros. Ese alcance puede verse reducido dependiendo de los materiales constructivos empleados en la casa.

La banda de frecuencias en las que opera el transmisor va desde 2,4 a 2,4835 gigahertzios. Y la velocidad de transmisión llega a un máximo de 1,1 mbps (megabits por segundo), más que suficiente para que el sonido no sufra cortes ni haya caídas. El protocolo de transmisión utilizado en este caso es AAFHSS, y el fabricante se ha asegurado de que el funcionamiento del subwoofer no reciba interferencias de otros aparatos electrodomésticos del hogar.

Gracias a la función SmartBass desarrollada por Kef, la instalación resulta realmente sencilla de realizar para cualquier tipo de usuario. Además, el subwoofer puede colocarse tanto en horizontal como en vertical, sin que esto afecte al desempeño del altavoz de graves.

El subwoofer inalámbrico Kef HTB2SE-W puede adquirirse a un precio de venta al público recomendado de 1.000 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,