B&O-beovision-7-55-1

Bang & Olufsen Beovision 7-55 es el último lanzamiento de la marca danesa en el campo de los televisores LCD con retroiluminación led. Como es habitual en la marca, resulta dificil justificar su precio de casi 15.000 euros, situado a años luz de los bolsillos del consumidor medio. En cualquier caso, hay que reconocer que incorpora una buena cantidad de tecnología.  El panel de cristal líquido está iluminado por cerca de mil leds distribuidos uniformemente. El control del brillo es local, de manera que los leds están agrupados en zonas rectangulares de 8 por 12 unidades. El sistema ajusta individualmente el grado de iluminación de los leds pertenecientes a cada zona. De ese modo, se consigue aumentar el contraste que, por cierto, es de 4.000:1. En cuanto a la luminosidad, es de 500 candelas por metro cuadrado.

Este televisor opera a una frecuencia de 100/120 hertzios, y va acompañada de otras tecnologías como la retroiluminación de barrido y la compensación de movimiento, de forma que las escenas en rápida sucesión siempre resultan nítidas en pantalla. Su tiempo de respuesta es de 6 milisegundos. El panel ofrece una resolución de 1.920 por 1.080 píxeles (Full HD) y tiene una diagonal de 55 pulgadas.

B&O-beovision-7-55-2

El sonido multicanal es otro punto fuerte de este televisor, que viene de serie con los sistemas Dolby Digital 5.1, Dolby Digital EX 7.1, Dolby Pro Logic IIx, DTS 5.1, DTS ES 6.1 y DTS Neo:6. El elevado rendimiento sonoro del Beovision 7-55 es posible porque forma equipo con un altavoz estéreo activo que contiene seis amplificadores ICEpower de 125 vatios en una configuración de tres vías con puerto de graves. Y es que el Bang & Olufsen Beovision 7-55 viene con muchos extras, como un lector Blu-ray del perfil 2.0 con una memoria interna de 2 GB.

Entre su extensa conectividad, destacan las cuatro entradas HDMI, las dos entradas de vídeo por componentes, el puerto Ethernet o la salida DVI-D para un proyector en el frontal, entre otras.

El Bang & Olufsen Beovision 7-55 es obra del diseñador David Lewis. Este televisor ha sido concebido para propiciar numerosas posibilidades de instalación. Se puede poner apoyado sobre el suelo. Otra manera es colgarlo de la pared con un soporte fijo. También se puede colocar en un soporte motorizado, que puede ser alto o bajo. Estos soportes motorizados proporcionan una gran flexibilidad, puesto que no sólo es posible hacer girar la pantalla, sino también inclinarla respecto al espectador.

Este producto es una clara muestra de que el diseño se paga. De hecho, el Bang & Olufsen Beovision 7-55 con el sintonizador de TDT de alta definición, el módulo de sonido multicanal, el Blu-ray, las tecnologías AST (Adaptive Sound Technology), y un altavoz BeoLab 7-6 o 7-4 sale a la venta por un precio que asciende a 14.967 euros, demasiado para los tiempos de crisis, y para carecer de muchos de los adelantos que incorporan pantallas más económicas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,