Cine en Casa, Televisores|12 enero 2010 2:21 pm

LG PK750, una familia de televisores de plasma que mejora la calidad de los negros


lg-pk750-1

Ya era hora que los plasmas de LG alcanzarán la calidad de otros del mercado. La profundidad de los negros era lo que hasta el momento marcaba las diferencias, pero la brecha se ha cerrado gracias al nuevo filtro True Black, que logra una densidad excelente en las sombras, pero sin quitarles detalle. Esta nueva tecnología reduce los reflejos de la luz permitiendo apreciar mejor los matices, y esto es algo que ocurre independientemente de las condiciones de la sala.

La mejora de imagen es tan grande, que la pantalla se ha ganado una certificación THX, que no sólo habla de calidad. También incluye un sistema de calibración rápido para quien no quiere complicaciones y otro detallado para expertos. Los resultados son espectaculares, logrando colores vivos y brillantes. Este televisor de plasma incorpora buena parte de la tecnología que se encuentra en el nuevo buque insignia de la casa, la familia PK950.

lg-pk750-2

Pertenece a esa categoría de pantallas que ya no se conforman con reproducir los contenidos procedentes de otras fuentes. La propia pantalla se convierte en un reproductor que puede trabajar con imágenes procedentes de servicios de Internet como Netflix, Vudu o YouTube, y que además ofrece informaciones actualizadas fácilmente accesibles mediante widgets. En este caso la información procede de Yahoo. Pero no se queda sólo en contenidos de imagen. La pantalla incorpora un acceso a Napster. Todavía quedan sorpresas. Con uno de estos televisores es posible realizar llamadas de video y de voz a través de Internet mediante Skype, aunque en el primer caso habrá que comprar una webcam adicional.

Para usuarios con contenidos alojados en la red doméstica, existe la compatibilidad DLNA. Los demás, podrán reproducir sus propios contenidos siempre y cuando los almacenen en dispositivos USB. Ese mismo puerto USB sirve para establecer conexiones inalámbricas mediante una pequeña tarjeta que se compra aparte. Es una inversión demasiado fuerte en tecnología, y por eso el fabricante no se la juega. La acompaña con un diseño atractivo en el que prácticamente no hay marco, y una caja con un fondo que apenas supera los 5 cm.




Otros artículos relacionados:

LG BD550, reproductor Blu-ray con todo lo necesario
Haier prepara un televisor sin cables
Denon S-5BD, un reproductor de discos Blu-ray y receptor de cine que te hará la vida fácil
Etiquetas: , , , , ,

Dejar un Comentario