B&W_FPM4-1

Los B&W FPM4 son unos altavoces estilizados que han sido desarrollados pensando en aquellos usuarios que tienen una pantalla plana, pero están descontentos con el sonido que ofrece el televisor. De ahí que hayan instalado en su salón un sistema complementario de altavoces más amplificador multicanal, que sea capaz de dar cuerpo a las bandas sonoras de las películas. Los B&W FPM4 presentan un diseño de dos vías y media con puerto de graves y recinto abierto.

Dan una respuesta de frecuencias de entre 72 y 22.000 hertzios, con el filtro de corte en 180 hertzios y en 3,7 kilohertzios. Su sensibilidad alcanza los 88 decibelios. El fabricante ha puesto uno de sus mejores diseños de tweeter, el famoso Nautilus; además la cúpula tiene un diámetro de 25 milímetros. De las frecuencias medias-graves se ocupa dos conos de kevlar con un diámetro de 110 milímetros. Además, el puerto de graves es un Flowport con una superficie similar a la de una pelota de golf. Esto ayuda a evitar turbulencias cuando el aire circula a través del puerto.

B&W_FPM4-2

Bowers & Wilkins recomienda amplificadores que den una potencia de entre 25 y 120 vatios para alimentar estos altavoces. En cuanto a la dispersión del sonido, forma un arco vertical de 10 grados y un arco horizontal de 40 grados.

Se pueden instalar sobre la pared, aunque también se pueden colocar sobre un pie o una mesita. Cuando van colgados de la pared sus dimensiones, incluyendo el soporte, son de 56,3 centímetros de latao, por 17 centímetros de ancho y por 10,2 centímetros de fondo. Aparte, pesan 4,8 kilogramos cada uno. La caja está acabada en color plateado, aunque la rejilla es negra.

Es posible adquirir una pareja de B&W FPM4 por 1.400 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.