microsoft surface 1

18 meses después de su primera aparición pública, Microsoft ha decidido comercializar el ordenador Surface en Australia. Con este ya son 19 los mercados en los que se comercializa la mesa táctil del gigante de Redmond. Aunque está a la venta en Europa desde hace unos meses, no todo mundo puede adquirir esta máquina que cuesta unos 13.000 euros. Microsoft ha decidido posicionarla en un mercado elevado, consistente sobre todo en empresas, instituciones públicas, establecimientos educativos, centros de finanzas, y otros proveedores orientado al servicio público. Las ventas en Australia podrían ascender a un millar de unidades durante el próximo año.

El reto de este ordenador es la creación de nuevas aplicaciones. Dadas sus especiales características, no basta con adaptar cualquier programa del mercado. El Surface es un ordenador en posición horizontal, como una mesita de café, cuya superficie es una pantalla de ordenador táctil de 30 pulgadas, con una capacidad para percibir hasta 52 puntos de contacto simultáneos. Muchas de las aplicaciones aceptan la presencia simultánea de hasta cuatro usuarios, uno por cada esquina de la pantalla, que irán interactuando con la pantalla mediante gestos naturales.

microsoft surface 2

Este ordenador funciona mediante un chip Intel Core Duo a 2,13 GHz. Lleva dos megas de memoria DDR2, y tiene una resolución de 1024 x 768 puntos, que no se antoja demasiado para una pantalla de 30 pulgadas que sobre el papel se puede utilizar, entre otras cosas para el visionado de fotografías. Por otro lado, hay que tener en cuenta que se trata de un aparato que pesa 90 kilos. Una de las novedades de la superficie táctil del Surface de Microsoft es que los usuarios pueden colocar sobre ella objetos para provocar diversos tipos de respuestas digitales. Por ejemplo, es posible colocar un teléfono móvil para el sistema cargue y descargue las fotos de la memoria mediante un enlace Bluetooth.

Una buena parte del precio de este artefacto se emplea en el sistema de reconocimiento y detección de la posición de dedos y manos. Para ello se emplea una tecnología basada en una videocámara que detecta la posición de los contactos en la pantalla, así como su número contra las condiciones de luz no importan, ya que trabaja mediante un sistema retroiluminación led infrarroja, independiente de la propia iluminación de la pantalla. La mesa incorpora además un buen par de altavoces planos, y tiene seis puertos USB, 2 salidas de auriculares, una tarjeta de red y conectividad inalámbrica WiFi y Bluetooth. Las imágenes que aparecen en la superficie del ordenador son responsabilidad de un retroproyector situado en su interior cuya lámpara tiene una vida media de unas 6000 horas.

Vía: PCWorld

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,