Menudo proyector el que acaba de presentar SIM2. El modelo Grand Cinema MICO 60C es uno de esos equipos que sólo se colocan en las mejores instalaciones de cine doméstico, un aparato que aprovecha una de las tecnologías más novedosas del fabricante, llamada PureLED. No es lo único que sorprende. También incorpora conectividad de red por cable e inalámbrica.

Este equipo tiene una matriz DMD DarkChip 4 de 0’95 pulgadas, que es ideal para trabajar con pantallas de más de 3 m de ancho. El salón de cine doméstico se convierte en una sala de cine como las comerciales. Para ofrecer la mejor imagen tiene electrónica de nuevo diseño además de muy buena conectividad. En esta última destaca el puerto USB con un adaptador USB.

 

El puerto USB adquiere protagonismo porque gracias a él va a ser posible integrar el proyector en un sistema de cine doméstico personalizado pero también en la red domótica del hogar, sobre todo si es Creston o AMX. Trabaja con estos sistemas porque permite configurar una dirección IP específica. Así es posible controlar el proyector a través de una red  IP local.

Dispone de tres modos de control. En primer lugar, el software de calibración EasyLED que se encarga de optimizar el color. También tiene un servidor web desde donde se pueden ajustar diversos parámetros con un navegador de Internet. Por fin, incorpora un programa para teléfono  iPhone, con lo que el teléfono de Apple, conectado a la red doméstica, podrá controlar el brillo, el contraste, la curva gamma, el color y otros parámetros del videoproyector. Esta disponible en dos configuraciones que se diferencian en la óptica, pero con el mismo precio, 19.600 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...