Por si no fuera suficiente molestia lo de tener que resintonizar los televisores y en algunos casos adaptar las antenas colectivas por el cambio de canales en la TDT, los consumidores tienen además que enfrentarse a una oleada de instaladores piratas. Estos falsos profesionales aprovechan la ocasión para sacarle el dinero a los usuarios.

Estos desaprensivos suelen presentarse en los domicilios de personas de una cierta edad, y les “amenazan” con que si no realizan ciertos cambios en la antena, van a quedarse sin ver la televisión. Las facturas que presentan por el servicio son bastante más elevadas de lo habitual en el mercado, y en algunos casos efectivamente llevan a cabo la corrección y resintonización de la antena, pero en otros no tocan nada.

Entre las comunidades autonómicas más afectadas está la de Canarias, aunque la patronal de los instaladores ha descubierto que es un problema común a todas las autonomías. En algunos casos incluso los falsos instaladores han aprovechado para desvalijar el domicilio de sus víctimas-clientes. Ante esta situación, la preocupación de muchos consumidores que es cómo saber si la empresa con la que se está contratando es o no de confianza.

En primer lugar, es mejor llamar a una empresa acreditada, que hacer caso de esos carteles fotocopiados que de vez en cuando aparecen en los portales. En segundo lugar, no está de más visitar la página web de FENITEL, la Federación de Instaladores de Ttelecomunicaciones, pulsando el enlace que hemos colocado en el nombre de la asociación. Conduce a una página con un sencillísimo sistema de búsqueda que permite averiguar cuáles son los instaladores de confianza más cercanos al domicilio de quien hace la consulta.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.