Ahora que ya hay un buen surtido de películas Blu-ray en el mercado, va siendo hora de hacerse con un buen reproductor. Es la mejor manera de disfrutar de cine en alta definición en el salón de casa. Por eso resulta tan interesante encontrarse con equipos como el BDT310 de Panasonic. Es un reproductor discreto, delgadito, con un perfil muy bajo, acabado en negro y con líneas clásicas y angulosas.

Desde el punto de vista del rendimiento de imagen es un aparato muy bien equipado, capaz de trabajar con imágenes en 3D, pero también de convertir imágenes planas en tres dimensiones. La conversión se puede llevar a cabo tanto desde discos DVD como desde discos Blu-ray. Como extra, puede realizar esta conversión también con ficheros digitales AVCHD, extraídos de una videocámara digital doméstica. Puede reproducir la mayor parte de los formatos de video existentes.

El equipo dispone de dos salidas HDMI, que proporcionen buena imagen y muy buen sonido. El manejo es muy sencillo. Como idea de la tecnología que incorpora el aparato, basta con pensar que para abrir la bandeja sólo hay que pasar la mano a corta distancia de la cara superior del aparato. Un sensor se encarga de tomar la lectura y de extraer la bandeja. Y además de esto, disfruta de otras muchas prestaciones.

Una de ellas es la capacidad de disfrutar de videoconferencias con Skype. También tiene una función de respuesta automática para mensajes de video. Por fin, los usuarios menos conformistas, podrán elegir sus imágenes favoritas, y emplearlas como fondo de pantalla de la guía de uso y de los menos. Únicamente hace falta que las imágenes estén en principio almacenadas en una tarjeta SD. Aparte de ellos compatible DLNA, tiene puertos USB, y compatibilidad Wi-Fi. Su precio es de 260 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,