Está claro que los que más pegan a videojuegos a la larga o a la corta no pueden estar con un ratón que no les venga bien. No debe ser ni demasiado grande ni demasiado pequeño, tampoco muy pesado o muy ligero. Y de lo que no hay duda es de que tiene que ser con cable, así no hay que preocuparse de las baterías. Es el caso del nuevo ratón que ha presentado la firma suiza, el Logitech Optical Gaming Mouse G400, un mouse de diseño ergonómico que se adapta a la mano.

El diseño es atractivo y con muchas curvas para que se adapte bien a quien lo coja. Eso si, siempre y cuando sea diestro, ya que para un zurdo puede resultarle bastante incómodo. El peso total es de 133 gramos, contando ya con los 15 gramos del cable y la sensibilidad es una de las más altas del mercado, llega hasta los 3.600 dpi. Estos componentes lo convierten en un ratón muy recomendable para los más jugones.

La interfaz que utiliza para conectase al ordenador es USB y no hace falta instalar ningún controlador. Utiliza la tecnología Plug-and-Play que lo hace por nosotros. Además, incluye el Logitech Gaming Software 8.0, que trae más de 200 juegos preconfigurados y puede personalizar nuestro perfil de control para sacarle más partido a nuestra forma de jugar a los videojuegos.

La vida de los ocho botones es de unas 10 millones de pulsaciones para cada uno aproximadamente. Vemos que la marca Logitech, una de las que lleva años ofreciendo este tipo de productos, se ha esforzado bastante en el diseño del nuevo G400. Ya está disponible desde la página oficial y se espera que se empiece a vender en las tiendas españolas desde finales de este mismo mes, junio de 2011. El precio es caro para ser un ratón, pero realmente barato para estar destinado a videojuegos, ronda los 45 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,