Hace poco más de un mes que es posible aplicar el Jailbreak en dispositivos con iOS 5.0.1. El desarrollador Pod2g liberó la herramienta que lo ha hecho posible el pasado 27 de diciembre ante una gran expectación, debido al inusual retraso al que asistimos. Más tarde, a finales de enero, llegó la herramienta para desbloquear los iPhone 4S y iPad 2, dos terminales que pusieron las cosas más complicadas a los desarrolladores. Finalmente, tras meses de incertidumbre, podemos decir que todos los dispositivos móviles Apple han recibido su dosis de Jailbreak, aunque no será por mucho tiempo.


Los de Cupertino están apunto de lanzar la que será la siguiente actualización de su sistema operativo: iOS 5.1. Cuando por fin liberen la versión final no se podrá volver a iOS 5.0.1 y el Jailbreak no será posible. Por supuesto, si tienes el Jailbreak o piensas aplicarlo en un futuro cercano no debes actualizar a esta nueva entrega que está apunto de ver la luz. Si actualizas perderás el Jailbreak y no hay garantías de que puedas volver a realizar el proceso, al menos no en poco tiempo ya que Apple pone las cosas más difíciles a los hackers con cada nueva versión de iOS.


Si no actualizas a iOS 5.1 no tienes porque preocuparte, sin embargo es recomendable que tomes ciertas precauciones por si cometes el error de hacerlo. El hacker NotCom ha advertido a los usuarios que ahora es el momento de guardar lo que en la jerga se conoce como SHSH blobs. Para entendernos, estos archivos son los que te permitirán bajar de versión (hacer downgrade) en el caso de que actualices a iOS 5.1. Existen varias herramientas para obtener los SHSH Blobs, como por ejemplo TinyUmbrella o iFaith. El proceso es muy sencillo con ambos programas y podrás completarlo en pocos pasos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...