El Jailbreak es un procedimiento legal para eliminar las limitaciones de los iPhone, iPad o iPod Touch; pero que sea lícito no implica que Apple esté conforme con este tipo de prácticas. Cuando aparece un Jailbreak, la compañía se apresura a lanzar una actualización que lo impida y todo vuelve a empezar, es el eterno juego del gato y el ratón. Echando la vista unos meses atrás es justo lo que sucedió con iOS 5. Esta versión no era compatible con al anterior Jailbreak de iOS 4.3.3 y todos los usuarios que actualizaron perdieron la posibilidad de aplicarlo en sus dispositivos.

Con iOS 5 los desarrolladores de Jailbreak lo han tenido más complicado que nunca a la hora de vencer las defensas de la plataforma. Aunque en un principio el pronóstico era bueno y muchos aseguraban que el Jailbreak estaba prácticamente listo, la realidad fue que se demoró la friolera de tres meses -algo poco habitual-. Antes incluso de que se publicara la versión final de iOS 5, no fueron pocos los desarrolladores que anunciaron que ya tenían la forma de aplicar el Jailbreak a los dispositivos actualizados. Sin embargo tras los primeros días desde la llegada de la actualización, la comunidad de desarrolladores de Jailbreak se mantuvo en silencio durante varias semanas y los usuarios seguían esperando una solución. No fue hasta noviembre cuando Pod2g anunció sus avances y por fin hubieron indicios de que la cosa marchaba.


La historia se repite con iOS 5.1. Esta actualización llegó de la mano del nuevo iPad y durante los primeros días aparecieron no una, sino cuatro formas distintas de aplicar el Jailbreak a este dispositivo. Sin duda muy buenas noticias para los usuarios que habían actualizado a iOS 5.1 -y en consecuencia habían perdido el Jailbreak Untethered-. Hay que aclarar que iOS 5.1 es vulnerable al Jailbreak Tethered, pero este método tiene el inconveniente de que no permite que el terminal se reinicie por si solo y será necesario conectarlo a un ordenador. Por este motivo los usuarios que han instalado iOS 5.1 esperan impacientes la llegada de la solución Untethered, que es estable y definitiva.

Actualmente la situación es que los desarrolladores parecen haber desaparecido del mapa; ni Musclenerd, ni Pod2g, ni Chpwn se han pronunciado acerca de si han conseguido avanzar en su búsqueda del Jailbreak Untethered. Pero esto no significa que no estén trabajando en ello. Musclenerd anunció que todavía quedaba mucho por hacer y la llegada del Jailbreak no iba a ser inmediata. Pod2g también aseguró que el proceso podría demorarse varias semanas. Hay que insistir en que el Jailbreak es gratuito y los hackers trabajan para que los usuarios podamos disfrutar de todas las ventajas que ofrece, en este sentido no se les debe culpar de los posibles retrasos. Lo más probable es que cualquier día tengamos noticias “frescas” sobre los avances con el Jailbreak Untethered a través de la cuenta de Twitter de uno de ellos.

En estos momentos los usuarios más perjudicados son los que tienen un iPhone 4S o iPad 2 y han instalado iOS 5.1. Estos dos dispositivos son los únicos que no permiten el Jailbreak con ningún procedimiento, ni siquiera Tethered. No hace falta decir que lo mejor es no haber actualizado y mantenerse en iOS 5.0.1 hasta que den con la solución.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,