Hace varios meses que Nokia inauguró su nueva etapa en el sector de la telefonía mano a mano con el gigante de software Microsoft. Los nuevos dispositivos de la finlandesa vienen con la plataforma Windows Phone 7.5 y han dejado a Symbian en un segundo plano desde el lanzamiento de los primeros Lumia -aunque siguen ofreciendo soporte para el que hasta hace poco era su sistema operativo de cabecera-. Esta etapa se inició el pasado mes de octubre con los Nokia Lumia 800 y Nokia Lumia 710, dos dispositivos enfocados al mercado europeo que han supuesto una renovación importante dentro del catálogo de la marca.

Pero la estrategia de Nokia no se reserva únicamente al viejo continente, en enero la compañía dio el salto a Estados Unidos con la presentación del Nokia Lumia 900. Este terminal es muy similar al Nokia Lumia 800 aunque tiene ciertas diferencias entre las que destaca la pantalla de 4,3 pulgadas y el chip LTE para acceder a redes móviles de cuarta generación -un sistema ya implantado en este país de forma global-. El diseño es igual que el de su hermano europeo aunque, claro está, es más grande debido a la pantalla. Cuenta con una cámara de fotos de ocho megapíxeles con grabación de vídeo, procesador a 1,4 gigahercios de velocidad de reloj y los servicios exclusivos de Nokia (Nokia Drive, Nokia Music…).

Hace apenas diez días desde que el operador estadounidense AT&T comenzó a ofertar este dispositivo y todo apunta a que está siendo un éxito de ventas. Según comentan en el medio online Unwired View, el stock disponible del Lumia 900 ha disminuido considerablemente. En estos momentos el modelo en color cian se ha agotado y sólo se puede adquirir la versión en negro (el Nokia Lumia 900 no se comercializa en magenta). El terminal también está disponible en Amazon e igualmente la demanda está siendo bastante elevada. Los de Espoo aseguran que están fabricando más Nokia Lumia 900 para satisfacer la demanda y que no llegue a agotarse en las distintas tiendas.

Todo esto sucede al mismo tiempo que algunos usuarios se han quejado de problemas de conectividad en sus Lumia 900. La compañía ya ha lanzado una actualización para solucionar este fallo -que sólo afecta a algunas unidades- y además ofrecieron la posibilidad de sustituir el dispositivo por uno nuevo. Nokia asegura que la mayoría de usuarios han optado por instalar la actualización en lugar de pedir un nuevo terminal, lo que indica que el exceso de demanda no se debe al problema de conexión.

Por el momento no hay cifras concretas del volumen de ventas del Nokia Lumia 900 en Estados Unidos pero todo parece indicar que los resultados están siendo más que satisfactorios. Como hemos dicho, el Nokia Lumia 900 sólo se comercializa en Estados Unidos aunque hay rumores acerca de una versión para Europa. De momento la compañía no lo ha confirmado pero es posible que en los próximos meses tengamos más noticias al respecto.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...