El iPhone 5 está de nuevo en el punto de mira. Tras un parón de rumores al conocerse el anuncio del iPhone 4S parece que la maquinaria de especulaciones y posibles datos filtrados se ha puesto en marcha. La pantalla es uno de los puntos sobre los que más dudas hay, sobre todo en lo que se refiere al tamaño. Hasta ahora todos los modelos de iPhone cuentan con una pantalla de 3,5 pulgadas, unas dimensiones que ya se quedan algo cortas si las comparamos con la mayoría de smartphones de gama alta del mercado. La tendencia es que los paneles son cada vez más amplios y se espera que Apple siga este rumbo con el próximo modelo de iPhone. Por el momento no hay ninguna confirmación sobre este asunto aunque la mayoría de apuestas coinciden en que se tratará de un panel de al menos cuatro pulgadas.

Pero las dimensiones no son el único dato relevante acerca de este componente; la resolución o el tipo de pantalla también están dando que hablar. La resolución es la función estrella del nuevo iPad (2.048 x 1.536 píxeles), en este sentido los de Cupertino podrían seguir esta línea con el iPhone 5 y dotar a la pantalla de una gran concentración de píxeles. Por otro lado han surgido rumores sobre la construcción del panel.

Según el medio digital DigiTimes, el próximo modelo de iPhone contaría con una pantalla in-Cell Touch. Este tipo de paneles tienen la particularidad de que los controles táctiles están situados en la misma capa que el LCD. De esta forma, al no necesitar capas adicionales, el resultado es una pantalla mucho más fina y ligera que las habituales, facilitando que el dispositivo en general sea más delgado. La fabricación de las pantallas in-Cell Touch es bastante más compleja, quizás por este motivo Apple ha esperado hasta ahora para aproximarse a esta tecnología.

Los actuales fabricantes de pantallas para iPhone son TPK Holdings y Wintek. Si finalmente el iPhone 5 lleva una pantalla in-Cell Touch, Apple tendría que cambiar de proveedores y, según los rumores, los afortunados serían Sharp y TMD. La producción de este componente podría comenzar en los próximos meses, lo que cuadraría con la rumoreada fecha de presentación después del verano -concretamente en el mes de octubre-.

Los de Cupertino siguen fieles a su secretismo y no sueltan prenda sobre este terminal, que sin lugar a dudas es el más esperado del año. Se espera que el próximo modelo de iPhone sea una renovación completa de lo que conocemos por los iPhone 4 y iPhone 4S, tanto en términos de especificaciones técnicas como de diseño y acabados. La apariencia que tendrá este dispositivo sigue siendo un misterio y también uno de los apartados sobre los que más se ha especulado. El terminal podría tener una carcasa metálica -probablemente de aluminio– y tendría una forma similar a la del iPad con los bordes ligeramente redondeados. Una cosa es segura y es que habrá que seguir esperando para poder confirmar toda esta información.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...