El Samsung Galaxy S3 con memoria interna de 64 GB sí que llegará a las tiendas. Pero a este respecto, hay que hacer dos matizaciones. Por un lado, será a finales de año cuando el modelo con mayor capacidad de almacenaje autónomo se ponga a la venta, y hasta entonces, no se conoce en qué regiones del globo se comercializará.

Así lo hemos conocido a través de Android Central, después de que se planteara la opción de que esta edición hubiese acabado descolgándose del catálogo de la firma surcoreana tras comprobarse que varios operadores británicos la retiraban de sus estanterías virtuales.


Desde la citaba web se refieren a declaraciones de un portavoz de la compañía con sede en Seúl, que habría desmentido la posibilidad de que el Samsung Galaxy S3 64 GB finalmente no viese la luz.

Pese a todo, como decimos, queda pendiente de confirmación la posibilidad de que se distribuya en todos los mercados donde actualmente el  dispositivo está arrasando —la compañía espera vender más de diez millones de unidades antes de acabar el presente mes de julio, y un total de 19 millones de terminales de este teléfono durante todo el verano—.

Con este modelo sería posible almacenar, en total, hasta 128 GB de información. Y es que a los 64 GB de memoria interna que propone esta edición del Samsung Galaxy S3 habría que sumarle los 64 GB adicionales que soporta a través de tarjetas de tipo microSD.

Eso sí, si eres de los que quiere llevar un pequeño gran disco duro en el bolsillo en forma de teléfono de última generación, ve preparando el dinero: la edición más cargada de capacidad del Samsung Galaxy S3 costará, oficialmente, cerca de 900 euros, a lo que habría que sumarle la citada tarjeta, que en el mercado se puede encontrar por precios de entre 70 y 90 euros, en el mejor de los casos.


Este Samsung Galaxy S3 es actualmente el smartphone de referencia del mercado Android, y no sólo dentro del catálogo de la firma surcoreana. Lleva una pantalla de 4,8 pulgadas montada sobre panel HD Super AMOLED, así como un procesador de cuatro núcleos realmente potente —el Samsung Exynos 4 Quad, en el que se basará el que veremos en el iPhone 5, según los rumores que se manejan en los mentideros del sector—.

La cámara principal desarrolla una resolución máxima de ocho megapíxeles, aunque incorpora una serie de mejoras respecto a lo visto en el Samsung Galaxy S2 que se manifiestan en una excelente calidad de captura —de hecho, gracias a una tecnología que ya se vio en el iPhone 4S, el cual instala un sensor de Sony—.

No sólo de un excelente perfil técnico vive el Samsung Galaxy S3. Además, desde la firma coreana han decido cargar de interesantes prestaciones procedentes de software este terminal. Así, por ejemplo, si estamos escribiendo un mensaje SMS, bastaría con llevarnos el móvil a la oreja para que el móvil interprete que hemos cambiado de idea y preferimos llamar a enviar dicho mensaje —lástima que no funcione con otras aplicaciones, como Whatsapp—. También es capaz de adaptar los contenidos de la pantalla a la mirada del usuario, así como saber cuándo está el propietario ante el dispositivo y cuando no.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.