El pasado martes Apple desveló el anticipado iPad Mini en un evento que tuvo lugar en San Francisco. Tal y como se esperaba la mayoría de rumores acerca de este nuevo dispositivo se confirmaron poniendo de manifiesto los problemas que está teniendo Apple últimamente para mantener sus nuevos productos en secreto. El iPad Mini sorprendió sobre todo por su diseño ultra-delgado de 7,2 milímetros, elegante y sencillo como todos los productos de la marca.

Durante la presentación, Apple hizo algo que no es muy propio de la marca, compararon su nueva mini tableta con la Google Nexus 7, uno de los modelos con los que competirá el iPad. Además se recrearon y las enfrentaron detalladamente en aspectos como la pantalla, que en el caso del iPad Mini es más grande. También destacaron los materiales de construcción diciendo que la de la competencia está hecha en plástico y sus acabados son mucho más toscos. No es la primera vez que Apple se compara con sus competidores, antes lo hacían de una forma más discreta pero en este caso algo ha cambiado, ya no son los primeros que han inaugurado este segmento de mercado, sino que han ido al rebufo de otras marcas como en este caso Google o también Samsung que tiene el Samsung Galaxy Tab 2.0 7. La estrategia de Apple con el iPad Mini es mucho más agresiva porque ya hay varias tabletas de este formato a la venta desde hace tiempo y su objetivo es diferenciarse con argumentos como los que dieron en la presentación.

En la intervención de  Phil Schiller el Goole Nexus 7 salió mal parado y el iPad Mini lo superaba en todos los aspectos analizados, sin embargo no habló de un aspecto que juega en su contra. La versión sólo con Wi-Fi del iPad Mini no lleva antena GPS con la que poder obtener indicaciones para seguir una ruta, algo que las tabletas de la competencia sí llevan. No es ninguna novedad teniendo en cuenta que los modelos anteriores de iPad  con Wi-Fi tampoco tienen esta característica. En este caso tiene sentido porque no es habitual usar una tableta de formato grande como navegador GPS, principalmente porque no es cómodo. Sin embargo el iPad Mini es un dispositivo enfocado a facilitar su transporte y manejo -se puede sujetar con una sola mano-, por este motivo la ausencia de GPS puede ser un problema para algunos usuarios. El sistema que usa para saber la ubicación está basado en puntos Wi-Fi y, aunque será posible buscar direcciones y obtener la ubicación, si no estamos conectados a una red Wi-Fi no podremos conectarnos a servicios de localización.

El iPad Mini cuenta con una pantalla de 7,9 pulgadas con resolución de 1.024 x 768 píxeles, con esta configuración la densidad del panel se queda en 163 puntos por pulgada, aunque la calidad de las imágenes es bastante buena queda muy alejado de los más de 300 ppp de las pantallas Retina. También viene con un procesador Apple A5 de doble núcleo, cámara de cinco megapíxeles y cámara frontal de 1,2 megapíxeles. Por último su precio de salida en la combinación más económica (16 Gb y sólo Wi-Fi) es de 330 euros, otro aspecto en el que la competencia se adelante.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...