Tras superar esos interminables meses en los que los rumores sobre el iPhone 5 parecían no terminar nunca, ahora que por fin Apple ya ha desvelado su secreto los especuladores vuelven a la carga con el que será el sucesor de este terminal, el iPhone 5S. Como siempre la compañía lanza un modelo mejorado de su actual buque insignia al que apoda con la letra S, siempre mantienen el mismo diseño y cuentan con mejoras a nivel de hardware como procesadores más potentes. Normalmente en Cupertino suelen dejar un espacio de un año entre modelos pero recientemente han roto la tradición con el iPad de cuarta generación, que fue presentado tan sólo siete  meses después de su predecesor. Según la noticia publicada en el blog RedmondPie el analista Peter Misek la compañía podría repetir esta acción con el sucesor del iPhone 5.

La fecha que se baraja es junio, probablemente con motivo de la WorldWide Developers Conference que en años anteriores acogió el lanzamiento de nuevos modelos de iPhone. Sin embargo no es posible saber si realmente en Cupertino están planeando acortar el periodo de tiempo entre los nuevos modelos de iPhone o si por el contrario seguirán manteniendo el calendario anual habitual. El analista de la firma Jeffries también se aventura a predecir algunas de las novedades que podría incluir el iPhone 5S y destaca sobre todo una mejora sustancial en la cámara, no obstante no especifica si será a nivel de resolución o de otros aspectos como el estabilizador de imagen. La cámara del iPhone 5 ha mejorado bastante pero la nueva lente de cristal de zafiro está causando problemas a algunos usuarios porque aparece una especie de halo violeta al tomar imágenes con un fuente de luz potente.

Una de las carencias más criticadas del iPhone 5 es la ausencia de un chip NFC con el que poder realizar pagos con el terminal, es posible que en la siguiente edición del manzanófono Apple introduzca este chip que funcionaría con la aplicación PassBook introducida en iOS 6. Como viene siendo habitual, el iPhone 5S repetiría el mismo diseño del modelo actual con la carcasa realizada en aluminio y cristal, no obstante según Peter Misek Apple podría sorprendernos con varias versiones de color más allá de los clásicos blanco y negro, algo parecido a lo que han hecho con el iPod Touch de quinta generación que está disponible en azul, verde lima y rosa.


Por otro lado el blog KnowYourMobile también ha hecho una recopilación de las posibles mejoras que incluirá este modelo y apuntan a un procesador más potente, conexión LTE mejorada (y probablemente compatible en más países) y más autonomía en la duración de la batería. Hay un rumor que afirma que el próximo iPhone podría aumentar la resolución de la pantalla hasta alcanzar el estándar FullHD (1.920 x 1.080 píxeles) pero suena bastante descabellado, sobre todo teniendo en cuenta que con el iPhone 5 ya ha habido un cambio sustancial en este componente. Recordamos que la compañía no ha confirmado ningún detalle sobre el iPhone 5S y de momento toda la información relacionada proviene de fuentes externas a Cupertino.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...