Los rumores acerca de los próximos movimientos de Apple continúan aumentando con el paso del tiempo, y más ahora que el iPhone 5 ya lleva bastante tiempo en el mercado. Siguiendo la estrategia previa de la compañía, su próximo modelo de smartphone será el iPhone 5S y debería ser presentado en septiembre u octubre, más o menos un año después que el modelo actual. Sin embargo cada vez hay más voces que apuestan por una presentación más prematura, en esta ocasión ha sido el analista Peter Misek de la agencia Jefferies el que apunta en esta dirección, además de hacer sus propias predicciones sobre el iPhone 6 y el rumoreado iPhone de bajo coste.


Misek asegura que actualmente ya hay dos prototipos sobre la mesa de los de Cupertino en plena fase de pruebas. Uno sería el iPhone 5S y el otro el iPhone de bajo coste. Según comenta ambos estarían previstos para el inicio del verano, probablemente con motivo de la WorldWide Developers Conference que suele celebrarse a mediados de junio. En primer lugar hay que remarcar que el vice-presidente de Apple, Phil Schiller, desmintió hace unos días que estuvieran trabajando en un iPhone de menor calidad. Para Peter Misek estas declaraciones son un despiste y en realidad sí están planeando esta jugada, si estuviera en lo cierto lo que parece muy poco probable es que Apple vaya a lanzar dos modelos de iPhone de forma simultánea, tendría más sentido hacerlo en dos momentos distintos para que no se eclipsaran uno a otro. El iPhone de bajo coste estaría enfocado a mercados emergentes y tendría características menos avanzadas que permitan bajar el precio final, por ejemplo habla de una carcasa exterior de policarbonato en lugar de aluminio, una pantalla de cuatro pulgadas sin resolución Retina y tampoco tendría conectividad LTE. En cualquier caso insistimos en que esta teoría no suena demasiado lógica y lo más probable es que termine por quedar olvidada en el cajón de los rumores.

Por otro lado el iPhone 5S será, tal y como se espera, una mejora del modelo actual. Algunas de las novedades serían un procesador más potente, cámara mejorada y puede que alguna sorpresa a nivel de software como nuevas funciones del asistente de voz Siri. Misek también ha hecho referencia a las últimas noticias que interpretaban la reducción de pedidos de Apple como una baja demanda del iPhone 5 y asegura que se debe a que muy pronto (marzo) van a empezar con la producción del iPhone 5S. Además también atribuye este descenso a una acumulación de material en los almacenes, causada por una ralentización en la cadena de montaje que ha provocado la situación conocida por “cuello de botella”. Además de todas estas conjeturas, Peter Misek también ha hablado sobre el iPhone 6, un terminal que si todo va según lo previsto no veremos hasta 2014. Según asegura este modelo podría contar con una pantalla de 4,8 pulgadas, de nuevo una teoría bastante descabellada pero aún queda mucho tiempo y podría haber sorpresas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...