Cuando la plataforma móvil de los iPhone y iPad se actualiza suele contar con muchas novedades que van desde las más llamativas a otras más discretas o incluso escondidas. Apple renueva su sistema operativo una vez al año y en esta ocasión han traído muchos cambios con iOS 7, sobre todo de diseño. La salida de Scott Forstall, anterior reponsable de iOS, dejó el proyecto en manos de Jonny Ive, que ha dado un lavado de cara muy profundo a todos los rincones del sistema. Pero además de las modificaciones que saltan a la vista también se han incorporado nuevas características que buscan mejorar la experiencia de uso. En esta nueva entrega de “Trucos iOS 7” vamos a hablar de una función escondida, que permite usar el iPhone como si fuera uno de esos típicos niveles de burbuja, te contamos cómo conseguirlo.

El iPhone cuenta con una serie de sensores incorporados como el acelerómetro y el giroscopio que permiten detectar la posición del dispositivo. Su función más básica es girar la pantalla cuando cambiamos de posición vertical a horizontal, aunque también sirven para controlar algunos juegos entre otras cosas. Dado que estos sensores detectan la inclinación, también nos pueden decir si una superficie está recta o desnivelada. Si nos vamos a la aplicación Brújula, además de orientarnos, también podremos activar este nivel. En esta pantalla veremos que hay dos pequeños puntos en la parte inferior, que es el indicador que usar Apple cuando hay varias páginas. Deslizamos la pantalla y se mostrará la interfaz del nivel, que por cierto sigue manteniendo esa estética simplista de colores planos y tipografía delgada.


El nivel se puede utilizar poniendo el iPhone en horizontal, es decir, boca arriba. En este caso la interfaz se compone de dos círculos que aparecen separados cuando hay desnivel, si conseguimos estabilizarlo los círculos se unen y el panel se pone en verde, en ese punto el nivel está correcto. El número de la pantalla muestra la inclinación en grados, tanto positivos como negativos. Si usamos el terminal en vertical, más práctico en ciertas situaciones para así ver mejor la pantalla, la interfaz cambia a una línea recta que va oscilando según el grado de inclinación, si la ponemos horizontal y se pone en verde es que está nivelado.

Esta función es como un nivel de burbuja, aunque hay que tener en cuenta que una mala calibración de los sensores podría dar como resultado lecturas erróneas. El sistema analógico es más fiable, pero el nivel del iPhone nos puede sacar de algún apuro. Si ya usábamos el smartphone para todo tipo de tareas, ahora le podemos sumar la de colgar un cuadro y que no quede torcido. Esta es una de las características más curiosas y escondidas de iOS 7, de hecho la mayoría de usuarios no han reparado en ella porque se encuentra en una aplicación como Brújula que no se usa muy a menudo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,