Google presentó hace algunas semanas la que sin duda es la actualización de Android más importante hasta la fecha. Los de Mountain View han rediseñado toda la interfaz, apostando por una apariencia más simplificada, con colores planos y tipografías sencillas. También hay nuevas ilustraciones y animaciones, pero no sólo tienen una función estética, sino que se ha pensado para conseguir un manejo más intuitivo y eficaz. Android 5.0 Lollipop también introduce muchas novedades a nivel funcional, como por ejemplo unas notificaciones mucho más personalizables. Ahora podemos decidir quién nos puede contactar y a qué horas podrá hacerlo. También se ha mejorado la sincronización entre dispositivos, muy práctico si tenemos smartphone y tablet Android. Esta versión también recupera una característica que ha sido bastante poco cuidada por Google, que es la funcionalidad de las tarjetas MicroSD.

En Google no gustan demasiado los teléfonos con ranura MicroSD para expandir la memoria. No hay más que ver su gama Nexus para darnos cuenta. Además, también limitaban bastante la funcionalidad de la tarjeta, de forma que los desarolladores de aplicaciones no podían realizar acciones, como por ejemplo crear directorios o instalar ciertos componentes en la memoria externa. Google ha dado marcha atrás y vuelve a ofrecer muchas más opciones para que las aplicaciones puedan aprovechar la tarjeta MicroSD. Han creado varias API que dan acceso a la tarjeta MicroSD de forma segura. Lo único que tendremos que hacer como usuarios es darle permiso a dicha aplicación para que pueda usar la memoria externa una vez y ya funcionará sin problemas.

Las tarjetas MicroSD son un elemento clave en la mayoría de móviles Android de gama media y gama de entrada. Normalmente, los equipos más sencillos no suelen llevar mucha memoria, a veces 4 Gb. Teniendo en cuenta que el sistema y las aplicaciones ocupan espacio, al final nos podemos quedar con 2 Gb para almacenar aplicaciones, documentos, fotos o vídeos. En estos casos el uso de una MicroSD es imperativo si queremos que el equipo funcione correctamente ya que, si no hay espacio libre se puede ralentizar. Lo habitual es encontrar una ranura MicroSD en la mayoría de móviles Android, aunque hay algunos que apuestan por diseños monobloque que no permiten esta pieza, o directamente no se incluye porque el fabricante no quiere. Sin embargo, en estos casos se compensa con una buena memoria interna, de al menos 16 o 32 Gb. La ausencia de funcionalidades no permite sacarle todo el partido a las tarjetas MicroSD, pero esto va a cambiar con Android 5.0 Lollipop.

Por el momento los únicos equipos que tienen la última versión de Android son los Nexus 6 y la tablet Nexus 9. Google lanzará la actualización para el resto de la gama Nexus en las próximas semanas y después se empezarán a actualizar los modelos de otros fabricantes, aunque para esto no hay una fecha programada.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,