Hace años que aprendimos que los virus no son una exclusiva de los ordenadores, los smartphones y tablets también pueden verse afectados por estos programas maliciosos. Con la irrupción de los smartphones en el panorama tecnológico, la llegada de los virus era inevitable. Igual que sucede en los ordenadores, el sistema más popular es el primer objetivo de los hackers. En ordenadores es Windows y en móviles es Android. La plataforma móvil de Google es la que más ataques de malware sufre, debido a que tiene una cuota de mercado mucho más elevada que sus competidores -y además su estructura de código abierto pone las cosas más fáciles a la entrada de malware. Desde la lógica de un hacker u organización que quiere robar información, lo lógico es atacar donde mayor número de usuarios hay. Android cuenta con varios sistemas para impedir que lleguen aplicaciones maliciosas a su tienda oficial. Te damos algunos consejos para que tu smartphone o tablet con Android estén libres de virus.


Desactivar la instalación de aplicaciones de orígenes desconocidos

Por defecto, Android no nos permite instalar aplicaciones que no provengan desde la tienda Google Play, aunque podemos modificar esta configuración desde Ajustes Seguridad. Esta medida de seguridad asegura que no instalaremos una aplicación por accidente, por ejemplo desde un mensaje SMS o un correo electrónico sospechoso. Si pulsamos en un enlace de descarga y tenemos esta función activada, el terminal no nos permitirá instalarla. Es posible que en algún momento puntual necesites instalar una aplicación desde otra tienda o descargando un paquete APK. En este caso se puede desactivar momentáneamente, pero recuerda activarla de nuevo para estar protegido.

Instalar apps desde tiendas conocidas

Como decíamos, Google Play cuenta con un escáner de malware integrado, por lo que su contenido es seguro. No es infalible, alguna vez se les ha colado una aplicación maliciosa. Sin embargo, cuando Google detecta que alguna aplicación puede dañar nuestro dispositivo, robar información o cualquier actividad sospechosa, la retiran de la tienda oficial y la pueden desinstalar de forma remota de nuestro dispositivo. Hay otras tiendas fiables, como la de Amazon.

Pierde un minuto leyendo los permisos

Cuando instalamos una aplicación en nuestro smartphone o tablet, justo antes de aceptar aparece una ventana donde nos dice la información a la que podrá acceder dicha aplicación. Es recomendable repasar rápidamente la lista para comprobar que no hay nada sospechoso. Por ejemplo, si descargamos Whatsapp, es lógico que nos pida acceso a nuestra lista de contactos. Sin embargo, si estamos descargando una aplicación para activar la linterna de nuestro móvil, no es tan normal que nos pida acceso a los contactos o las fotos. Revisando este apartado podemos detectar algunas aplicaciones sospechosas.

Usar un antivirus

Como decíamos, la tienda Google Play ya escanea los virus por nosotros, pero si queremos estar seguros de que nuestro equipo está limpio de virus podemos descargar un antivirus como Avast o AVG antivirus.

Sentido común

Si no sabes lo que es, no pulses en Aceptar. Hay casos en los que nos llega un enlace de instalación a través de un mensaje o correo, asegurando que se trata de una aplicación revolucionaria y muy popular. Antes de pulsar en instalar, no perdemos nada si nos informamos acerca de a lo que nos enfrentamos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,