La seguridad es una preocupación de muchos usuarios de dispositivos móviles. En ellos almacenamos fotos, correos electrónicos personales, nuestras contraseñas, la lista de amigos y mucho más, por eso cuando aparece un fallo de seguridad como el de SwiftKey saltan todas las alarmas. Ayer mismo os contábamos que más de 600 millones de móviles Samsung están  expuestos  a un posible ataque debido a una vulnerabilidad en el teclado SwiftKey. La aplicación viene instalada de serie en la mayoría de terminales de la marca y no se puede eliminar, lo que agrava el problema considerablemente. El descubrimiento del fallo en SwiftKey data de finales de 2014, pero de momento no ha sido atajado. Samsung lanzó un parche a los operadores para que éstos lo ofrecieran a sus clientes, pero muchos de ellos no lo han publicado o no ha surtido el efecto esperado. En cualquier caso, Samsung por fin ha hecho declaraciones al respecto y han anunciado que la solución definitiva está en camino.

El blog Android Central fue el encargado de contactar con Samsung acerca de este asunto. La compañía respondió con un breve pero claro comunicado, en el que dejan clara su preocupación por fallos de seguridad de este tipo y su intención de solucionarlo lo antes posible. La compañía confirma que ya están trabajando en un nuevo parche de seguridad y que éste será lanzado vía Samsung Knox. No hará falta cables, pues Knox tiene la capacidad de actualizar los ajustes de seguridad del teléfono over-the-air. Tampoco dan una fecha concreta para el lanzamiento, sino que se limitan a decir que estará listo en los próximos días. Lo que sí confirman es que, además de estar trabajando en el parche de seguridad, también están realizando las comprobaciones y modificaciones pertinentes en el teclado SwiftKey con el fin de que no vuelva a reproducirse.

El fallo de SwiftKey supone una amenaza seria para los clientes de Samsung. Para que un hacker saque partido de esta vulnerabilidad, es necesario que el dispositivo esté conectado a una red WiFi insegura. Una vez enlazado podría ejecutar código en el teléfono de forma remota y obtener acceso a datos como las coordenadas GPS, cualquier archivo que tengamos en el móvil (incluyendo nuestras fotos y vídeos), instalar aplicaciones maliciosas o interceptar nuestros mensajes y llamadas. Pero ahí no queda todo, también podría grabarnos usando el micrófono y hacernos fotos con la cámara de nuestro propio móvil, y todo sin que nos diéramos cuenta. No es de extrañar que Samsung haya tomado cartas en el asunto, aunque podían haberlo hecho antes ya que, como decíamos, la vulnerabilidad en SwiftKey fue detectada a finales del año pasado. Hasta que llegue el nuevo parche de seguridad, es recomendable no conectarnos a ninguna red WiFi abierta en lugares públicos para evitar males mayores.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,