Samsung renovó su gama Galaxy S el pasado mes de marzo con los nuevos Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 edge. La compañía ha mejorado muchos aspectos de su buque insignia, empezando por un diseño de materiales mucho más resistentes y también elegantes. Es más potente, su pantalla tiene más resolución y su cámara también ha mejorado. El Samsung Galaxy S6 lleva la mejor cámara que Samsung ha integrado en un smartphone y los resultados saltan a la vista. Se abre en apenas un segundo y permite capturar imágenes rápidamente con una calidad que por fin está a la altura de lo esperado en un móvil de su categoría. El sensor BSI de 16 megapíxeles, la lente f/1.9 y el estabilizador óptico son la clave, pero la cámara no sólo mejora en hardware, también hay novedades de software.

Samsung ha incluido nuevas funciones como el modo Pro, que nos permite ajustar algunos parámetros de la toma de forma manual. Ayer mismo os contábamos que la actualización a Android 5.1.1 Lollipop trae todavía más novedades a la cámara de los Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 edge, como por ejemplo la opción de disparar imágenes en formato RAW. Sin embargo, estas funciones no han sido activadas y la única forma de acceder a ellas es mediante una aplicación de terceros. El blog SamMobile ha publicado dos imágenes de ejemplo para ilustrar las ventajas de disparar en formato RAW, las vemos a continuación.

Las imágenes en formato RAW conservan toda la información de la toma, sin comprimir los datos como hacen otros formatos como el JPG o el GIF. Lógicamente son archivos bastante pesados, un detalle que puede ser un inconveniente para algunos usuarios, pero las ventajas a la hora de editar la imagen lo compensan. Para editar un RAW necesitamos usar el plug-in Camera RAW de Photoshop o Adobe Lightroom, lo que implica que hay que tener ciertos conocimientos previos a la hora de editar imágenes. Estos programas nos permiten ajustar prácticamente todos los parámetros de la toma una vez la foto está tomada. Puntos como la exposición, la luz de relleno, las aberraciones de lente o las curvas de tonos se pueden ajustar al gusto, consiguiendo mejorar notablemente una imagen, tal y como vemos sobre estas líneas. La imagen en JPG aparece en la parte superior y sus tonos están muy apagados, el contraste no es suficiente y hay un tono “lechoso” en toda la imagen. En la parte inferior está el ejemplo de una imagen en RAW editada con Photoshop. Los colores son más vivos, el contraste más marcado y en general se ha mejorado notablemente la imagen.

Como decíamos, el disparo en RAW no ha sido activado en la app de la cámara de los Samsung Galaxy S6, pero se puede activar mediante cualquier app que dé soporte para la API de Camera2 en Lollipop. Recuerda que las imágenes RAW ocupan mucho más espacio que un JPG, por lo que no es recomendable mantener esta opción siempre activada, así no llenaremos la memoria del móvil tan rápidamente.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,