Cinco cosas que puedes hacer para proteger tu móvil Android

¿Sabías que cada 7 segundos aparece un nuevo virus para Android? Para todos nosotros hoy es perfectamente normal buscar e instalar una buena solución de antivirus – fiable y efectiva – para nuestros ordenadores portátiles o equipos de sobremesa. Hasta ahora parecía que los móviles quedaban exentos de esta precaución, pero el tiempo y las malas experiencias han demostrado que esto no puede ser así de ninguna manera.

Es preciso que los usuarios con móviles Android instalen en sus equipos una solución de seguridad. Todos los días recibimos mensajes de correo electrónico con archivos adjuntos, whatsapps con enlaces… y descargamos aplicaciones que, pueden contener amenazas ocultas para difundir malware o robar nuestra información.

Si todavía no has aplicado a tu móvil ninguna medida de seguridad, estás llegando tarde. Hoy queremos proponerte cinco cosas que puedes hacer desde ahora mismo para proteger tu móvil Android. Sigue estos cinco consejos si quieres mantenerte a salvo.

android

1. Instala un buen antivirus

Si tu móvil Android pudiera hablar, seguro que estaría pidiendo a gritos un antivirus que lo proteja. Es un básico, porque los dispositivos móviles se enfrentan hoy a todos los peligros a los que están expuestos los ordenadores. O incluso más. Ten en cuenta que Android supera el 80% de la cuota de mercado en todo el mundo, así que se trata de una opción enormemente suculenta para los cibercriminales.

En el mercado encontrarás infinidad de soluciones de antivirus, en paquetes para uno, dos o tres dispositivos, con una vigencia de un año. Su precio puede oscilar entre los 9 y los 15 euros. A cambio tendrás garantizado el bloqueo a casi cualquier malware, protección ante descargas y aplicaciones fraudulentas o localización y medidas antirobo.

2. Activa la localización de tu dispositivo

Otro de los grandes peligros a los que se enfrentan los usuarios tienen que ver con los robos y las pérdidas. Nuestros dispositivos contienen información muy importante de nosotros: fotografías, documentos de trabajo, contactos, mensajes privados… ¿Qué pasaría si cualquiera pudiera acceder a ellos? Por si pierdes el móvil o te lo roban, sería conveniente que tuvieras activada la localización.

Google ofrece un servicio gratuito llamado Encontrar tu móvil, con el que podrás localizar tu dispositivo en el lugar en el que se encuentre. Podrás llamar a tu teléfono (por si lo has perdido cerca) o bloquearlo, para que nadie pueda acceder a él. Si lo das por perdido o crees que tardarás en recuperarlo, también puedes borrar todo el contenido de manera remota.

Es una buena manera de asegurarte de que nadie accede a tu equipo para sacar información si eres de los que mantienen el dispositivo abierto, sin ningún tipo de protección. En ese caso, por favor, apresúrate a leer el siguiente paso y toma medidas.

3. Protege tu móvil con algún patrón o huella dactilar (¡por favor!)

¿Todavía no lo has hecho? La mayoría de usuarios de Android han tomado consciencia de lo importante que es tener el dispositivo bloqueado, y bien bloqueado, para que nadie pueda acceder a las entrañas del mismo y consultar o robar información sin nuestro consentimiento. Es cierto que desbloquear el móvil con un código todas las veces es un poco pesado. Pero por suerte, hoy ya tenemos patrones de desbloqueo, sensores de huellas dactilares e incluso reconocimiento facial, en algunos dispositivos más punteros.

Si tienes un móvil Android bien equipado (hoy tienen sensor de huellas dactilares casi todos los smartphones), lo más recomendable es activar el reconocimiento de huellas. Podrás hacerlo nada más sacar el dispositivo de la caja o más adelante. Sea como sea, tendrás la opción de desbloquear el teléfono en cualquier momento, e incluso podrás hacer gestiones como acceder a la aplicación de tu banco o realizar compras usando tan solo tu huella.

Si tu móvil no tiene sensor de huellas o eres de los que prefieren usar un patrón, también podrás hacerlo. Es una opción incluida de serie en todos los equipos con Android. Para configurarlo, accede a Ajustes > Pantalla Bloqueo > Tipo de bloqueo de pantalla. Selecciona Patrón.  Aquí tendrás que dibujar un patrón dos veces (recuerda que si se te olvida, será necesario hacer un reset de fábrica, porque no podrás recuperar el acceso a tu equipo).

También puedes configurar un pin o una contraseña. Todas estas opciones se pueden configurar desde esta misma sección. Elijas la que elijas, estarás añadiendo un plus de seguridad muy necesario a tu dispositivo.

proteger android

4. Mantén las actualizaciones a raya

¿Te molestan las actualizaciones? ¿Odias recibir mensajes para actualizar tu equipo periódicamente? Pues mucho ojo, que no son ninguna nimiedad. Las actualizaciones son muy importantes porque añaden a los equipos distintas mejoras y parches de seguridad (además de funciones o características nuevas), imprescindibles para proteger a los usuarios.

De ahí que sea tan importante contar con la última actualización de seguridad que haya disponible. En este sentido, Google hace una labor interesante: porque presenta, con la complicidad de los fabricantes, actualizaciones de carácter mensual que abordan en exclusiva asuntos de seguridad.

Luego hay otra cuestión, que es la actualización de aplicaciones. Estas también suelen recibir mejoras y correcciones importantes que refuerzan la seguridad de los usuarios, así que es muy importante mantenerlas al día. Para ello, bastará con que accedas a la Google Play Store > Mis aplicaciones y juegos y le des al botón de Actutalizar de las apps. O incluso a Actualizar todo.

Si quieres olvidarte de este tema y hacer que las aplicaciones se actualicen automáticamente, accede a la sección de Ajustes y elige Actualizar aplicaciones automáticamente (pero no te olvides de configurar la descarga solo cuando estés conectado a una red WiFi).

5. Permanece atento a los permisos que das

De un tiempo a esta parte, las nuevas versiones de Android ofrecen a los usuarios la posibilidad de dar (o no) permisos a las aplicaciones por separado. Esta es una buena manera de saber exactamente qué información le estás proporcionando a una app en cada momento. Porque si en una determinada ocasión necesita acceder a las fotos de tu equipo, te lo pedirá. Y si requiere acceso a tu agenda de contactos, también.

Nuestra recomendación aquí es clara y evidente. Mucho cuidado con los permisos que otorgas a las aplicaciones. Asegúrate de que estás usando apps oficiales y no te olvides de contrastarlo en el momento de la descarga. Si además no te sientes cómodo dando permisos para determinadas acciones a cualquier otra aplicación (aunque sea oficial), no estás obligado a hacerlo. Es una ventaja interesante, que vale la pena aprovechar.

Otras noticias sobre...