Windows 10 tarda mucho en iniciar: 5 posibles soluciones

Poco o nada tienen que ver los sistemas operativos actuales con los de hace algunos años. Sistemas como Windows XP o Windows Vista eran, en comparación con los actuales, sistemas lentos y poco eficientes. No obstante, en la actualidad pueden existir problemas que ocasionen una ralentización a la hora de iniciar el sistema en cuestión. Tal es así que la búsqueda “Windows 10 tarda mucho en iniciar” está en los primeros puestos de las tendencias de Google. Es por ello que en el día de hoy os enseñaremos a mejorar la velocidad de inicio de Windows a través de cinco sencillos métodos. También os recomendamos entrar al artículo sobre cómo mejorar la velocidad de Windows a través de siete simples trucos.

Quitar las aplicaciones del Inicio de Windows

Uno de los principales motivos por los que Windows inicia lento se debe, precisamente, a la carga de aplicaciones al Inicio. La mayoría de estas aplicaciones se configuran de esta forma automáticamente, razón por la cual nos vemos obligados a quitarlas del arranque de Windows 10.

Para ello, lo que tendremos que hacer será pulsar click derecho sobre la barra de tareas inferior de Windows y seleccionar la opción de Administrador de tareas. Una vez nos aparezca la ventana del mencionado programa, pulsaremos en la opción de Inicio. Ahí nos aparecerán todos los programas precargados en el Inicio de Windows.

inicio windows

Para deshabilitarlos, tan sencillo como hacer nuevamente click derecho sobre los mismos y seleccionar la opción de Deshabilitar.

Desactivar procesos de Windows 10

Después de quitar las aplicaciones de inicio de Windows, el siguiente método que se recomienda para mejorar la velocidad de inicio del sistema es desactivar los procesos innecesarios. La forma de proceder es parecida al método anterior.

En este caso lo que tendremos que hacer pulsar en las teclas Windows y R al mismo tiempo (o poner en el cuadro de búsqueda la palabra Ejecutar) y escribir la palabra msconfig. Ahora nos aparecerá una interfaz similar a la que podemos ver debajo de este párrafo:

servicios de windows

De entre todos los apartados, el que nos interesa a nosotros es el de Servicios. Una vez estemos dentro de dicho apartado, activaremos la casilla de Ocultar todos los servicios de Microsoft para que se muestren los servicios pertenecientes a programas de terceros.

Ahora deberemos ir desactivando los servicios que creamos que sean innecesarios a la hora de iniciar Windows. Cuando los hayamos deshabilitado todos, le daremos a Aplicar y después a Aceptar. Acto seguido reiniciaremos el ordenador.

Corregir archivos de actualizaciones corruptos

Habéis notado esta ralentización del sistema justo después de actualizar Windows 10? Entonces lo más seguro es que algunos archivos se hayan corrompido. La solución en este caso es igual de simple que la anterior, aunque para ello deberemos recurrir a la CMD de Windows.

cmd windows

Iniciarla es tan sencillo como escribir en el menú de Inicio de Windows la palabra CMD. Acto seguido haremos click derecho sobre el programa en cuestión y le daremos a Ejecutar como administrador. Ahora deberemos escribir los comandos siguientes en el orden indicado:

  • Sfc /scannow
  • DISM /online /Clean-up /scanhealth
  • DISM /online /Clean-up /checkhealth
  • DISM /online /Clean-up /restorehealth+

Cuando el proceso de análisis y limpieza de los comandos que acabamos de introducir haya finalizado, reiniciaremos el ordenador para comprobar si persiste la ralentización del inicio del ordenador.

Comprobar la salud del disco duro

Si ninguno de los métodos anteriores nos ha funcionado, seguramente se deba a que nuestro disco duro está dañado de alguna forma. Para comprobar la salud del disco duro en Windows 10, podemos recurrir a programas de terceros, no obstante, el que mejor nos ha funcionado a nosotros es el de CrystalDiskInfo, el cual puede descargarse desde este enlace (deberemos seleccionar la versión EXE).

Una vez lo hayamos instalado en el ordenador, lo abriremos cediéndole los permisos de administrador pertinentes y automáticamente comenzará a analizar la salud del disco en cuestión. De no ser así, deberemos pulsar la tecla F6 para que forzar el escaneo.

crystaldiskinfo windows

Tras haber finalizado, nos dará todo tipo de información acerca del estado del disco local. En el caso de que se muestre una salud mala, lo más recomendable será cambiar el disco duro por uno nuevo, preferiblemente SSD.

Restaurar el ordenador

En el caso de que no que la salud del disco duro sea óptima y Windows se siga iniciando lento, el último método que nos queda es el de restaurar el ordenador. Lo mejor de todo es que gracias a la herramienta de restauración de Microsoft no perderemos ningún dato alojado en el disco en cuestión, si bien lo recomendable es hacer una limpieza completa.

restaurar windows 10

Para acceder a dicha herramienta, escribiremos en el menú de Inicio la palabra Recuperación y abriremos el menú con el mismo nombre (la interfaz que se nos muestre deberá ser similar a la de la captura superior). Finalmente pulsaremos en Comenzar dentro de Restablecer este PC y se nos abrirá una guía gracias a la cual podremos borrar todo rastro de los archivos de Windows.

Otras noticias sobre... ,