portada_

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

En el siguiente tutorial os explicamos cómo hacer una doble exposición fotográfica con Photoshop. La doble exposición es un recurso fotográfico que se usa desde la fotografía analógica y que consiste en exponer dos veces un mismo fotograma. Es decir, exponer a la luz un mismo cuadro de película y hacer dos fotografías en un mismo fotograma. El resultado son las dos imágenes fusionadas con las que se consiguen unos efectos bastante interesantes y atractivos. Gracias a Photoshop podemos conseguir este efecto. Aparentemente puede resultar un proceso algo complejo. Pero como veréis a continuación en este tutorial, es bastante sencillo y rápido de hacer. Y una vez aprendido se convertirá en un buen recurso para realizar carteles o posters, por ejemplo.


Aprende cómo hacer el efecto doble exposición en Photoshop

Paso 1: Elección de las fotos

Este tipo de recurso es muy interesante si lo hacemos mezclando un retrato de una persona (o incluso un animal) con una fotografía de un paisaje, una ciudad, hasta con fotografía de plantas se obtienen resultados muy destacados. Para este ejemplo, hemos elegido el retrato de un chico y el paisaje de una carretera y unos árboles. Una es en blanco y negro y la otra es en color. Lo ideal es que la foto principal tenga un alto contraste con el fondo, a ser posible blanco. En el paso tres veremos por qué.

Paso 1 doble exposicion

Paso 2: Convertir la fotografía en blanco y negro y ajustarla­­

Para que el efecto sea coherente, lo ideal es que las dos fotos sean en blanco y negro o las dos en color. En este caso, vamos a cambiar la que está en color pasándola a blanco y negro. Y ajustamos los niveles para hacerla algo más parecida en cuanto a contraste a la fotografía principal que será el retrato.

Para ello lo primero que vamos a hacer es pinchar en el menú superior en Imagen > Ajustes > Desaturar para dejarla en blanco y negro. A continuación, debajo de nuestro menú capas, pinchamos en Crear nueva capa de relleno para que se nos desplieguen las opciones y elegimos la capa Niveles. Una vez activa modificaremos a nuestro gusto el nivel de blancos y negros hasta conseguir la apariencia deseada.

Una vez hecho esto, pinchamos las dos capas: la fotografía y la capa de relleno, pulsamos el botón secundario de nuestro ratón y elegimos Combinar capas para tener la fotografía tal y como queremos en una sola capa.

Paso 2 doble exposicion

Paso 3: Eliminar fondo

Una vez hemos trabajado la foto secundaria, pasamos a colocar nuestra otra foto en otra capa del mismo documento. Lo ideal para este tipo de efecto es que nuestra fotografía de retrato tenga un fondo neutro. Esto es así porque tenemos que eliminarlo y siendo neutro nos será mucho más fácil. Para ello, seleccionamos la Varita mágica que tenemos en la barra de herramientas de nuestra izquierda, seleccionamos el fondo y borramos con la tecla suprimir. Ya tendríamos preparada nuestra segunda foto.

paso 3 doble exposicion

Paso 4: Fondo blanco

Para que el efecto resulte, no debemos tener un fondo transparente. Para ello, tenemos que crear una nueva capa y pintarla de blanco con la herramienta Bote de pintura y el color blanco seleccionado. Esta capa debemos pasarla debajo de nuestras dos capas principales.

paso 4 doble exposicion

Paso 5: Fusión de capas (Trama)

Llegados a este punto tenemos tres capas. Una de fondo blanco que está debajo del todo y nuestras dos fotos. Para realizar el efecto correctamente, nuestra capa principal (en este caso el retrato) debe ir debajo de la capa secundaria (el paisaje). Así a la hora de fusionarlas conseguiremos el efecto de doble exposición deseado.

Seleccionamos la capa que está más arriba, la del paisaje, para que esté activa. A continuación activamos un pequeño menú desplegable que encontramos justo inmediatamente arriba. Es el menú de Opciones de fusión de capa. Se nos despliegan varias opciones y elegimos Trama.

paso 5 doble exposicion

 Así conseguimos un efecto de doble exposición en el que el paisaje queda dentro de la figura del retrato. Ahora se puede mover la fotografía del paisaje para ajustarla mejor dentro de la figura del chico si fuese necesario. Todo dependerá del tipo de fotografías que hayamos elegido.

paso 5b doble exposicion

Paso 6 (opcional): Añadir un degradado de color

Ya tendríamos nuestra doble exposición terminada pero vamos a añadirle un efecto más. En este caso se trata de un degradado de color que se iría haciendo transparente. Hemos elegido un rojo pinchando en el Selector de color que nos aparece abajo en el panel de herramientas de la izquierda.

Una vez seleccionado el color, usamos la herramienta Degradado que nos aparece a la izquierda también. Podremos ver arriba a la izquierda, un pequeño desplegable con varios tipos de degradado. En este caso hemos elegido un degradado que va desde el color que hemos cogido anteriormente (rojo) hacia transparente. Tras seleccionar esto, creamos una nueva capa que será la del degradado.

paso 6 doble exposicion

Vamos a la imagen. Nos iremos a la parte inferior de ella, pinchamos con el ratón y observamos que nos aparece una cruceta con una línea. Esto es lo que nos va a marcar la dirección y la longitud del degradado que queremos realizar. Aquí hemos optado por hacerlo de abajo a arriba y con una ligera inclinación de derecha a izquierda. Pero todo es probar y encontrar la manera que más interese. Una vez hecho, debemos colocar esta capa arriba de todas. Ahora esta capa afecta a todo el documento pero queremos que solo afecte a nuestra capa secundaria (el paisaje). Para ello, simplemente seleccionamos la capa, presionamos la tecla Alt y pinchamos en la capa Paisaje para que le afecte a ella nada más.

De esta manera ya tendríamos terminado el efecto de color degradado deseado sobre nuestra doble exposición.

paso 6b doble exposicion

Recordad que Photoshop cuenta con todo un universo de posibilidades y hay muchas maneras de llegar a un mismo resultado. Esta es una de ellas, una forma más o menos sencilla de conseguir este efecto tan característico de la fotografía analógica. Pero os animamos a que probéis más opciones de fusión e incluso añadáis otros efectos. También se pueden añadir más fotografías, no es necesario hacer una doble exposición con dos imágenes exclusivamente. Todo dependerá del efecto que queráis conseguir y de las fotos que uséis para ello.

Otras noticias sobre... , ,