A todos los móviles les llega el momento en el que se quedan anticuados y no tenemos más remedio que renovarlos. Si no quieres desprenderte de él ni dejarlo olvidado en algún cajón, te ofrecemos más alternativas. Sigue sacándole partido a tu móvil antiguo con estos usos que te proponemos para reutilizarlo.

Si creías que tu viejo smartphone ya no podría serte de ninguna utilidad, es posible que estuvieras equivocado. Hay muchos usos que aún puedes darle y te lo vamos a demostrar.

1. Utilízalo como alarma

Esta función es muy cómoda, consume muy pocos recursos y apenas tendrás que cargarlo. Lo puedes dejar en la mesilla de tu habitación y utilizarlo exclusivamente para este uso, empleando alguna alarma especial que te motive para levantarte. Asimismo, no tendrás que poner tu móvil principal como reloj despertador. De esta manera, evitarás ser despertado antes de tiempo por llamadas, notificaciones y mensajes entrantes.

2. Mando a distancia

¿A que no se te había ocurrido? Puede ser muy útil, sobre todo cuando se te acaban las pilas del mando a distancia de la televisión. Eso sí, necesitas que tu terminal cuente con puerto de infrarrojos. Tan solo tienes que instalar una de las apps que preparan a tu smartphone para que sirva como control remoto. Como por ejemplo: TV Remote Control for Samsung.

3. Cámara de vigilancia

Si tu smartphone cuenta con una cámara de vídeo puedes seguir aprovechándola. Es posible que esta cámara sea incluso mejor que la de una cámara de seguridad. Solo es necesario que instales la aplicación Salient eye, y tu viejo Android se convertirá en una cámara de seguridad con alarma para tu hogar. Desde tu nuevo dispositivo podrás ver en tiempo real lo que está sucediendo en tu casa, oficina, habitación, etc.

4. Reproductor de música

Tan solo necesitas que tu móvil antiguo tenga una salida de auriculares de buena calidad, para que puedas utilizarlo como un reproductor de música. Si no quieres quedarte sin batería en tu dispositivo principal, utiliza el antiguo para escuchar toda la música que quieras y utilizarlo solo con esta finalidad. También ahorrarás espacio de memoria pasando toda tu música a este reproductor improvisado.

5. Probar aplicaciones

Si ya no guardas información importante en él, úsalo para experimentar y probar todo lo que no te atreves con tu móvil principal. Seguro que hay muchas aplicaciones que te pueden interesar, pero no te fías y quieres probarlas para comprobar si son peligrosas. El antiguo terminal se tendrá que encargar de pasar estas pruebas de seguridad.

6. Exclusivo GPS

Ya sea para practicar deportes al aire libre, ir en el coche o salir de excursión, tu dispositivo antiguo puede servirte como un excelente GPS. Lo podrás llevar a todos sitios sin miedo a que se te caiga o reciba algún golpe. Con una aplicación de GPS, incorpora tus rutas y mapas offline. No necesitarás ni conectarte a Internet. Así permitirás que tu nuevo móvil no tenga que consumir sus recursos para servirte como GPS.

7. Marco digital de fotos

También puedes darle un uso decorativo, ya sea para tu oficina, mesa de trabajo o el salón de tu casa. Podrás colocarlo en el rincón que prefieras, cargando las imágenes que quieres que se vayan visualizando. Para darle este uso de álbum digital, tienes que activar la opción álbum desde el salvapantallas de tu antiguo smartphone.

8. Para hacer deporte

Tu móvil antiguo va a ser tu compañero perfecto para hacer deporte. Hay multitud de aplicaciones y herramientas que son de mucha utilidad, que sirven como monitorización deportiva: para hacer rutinas de entrenamiento, ver estadísticas, tiempos y resultados de los objetivos marcados, e incluso para medir la frecuencia cardíaca y las kilocalorías gastadas. Por comodidad, es recomendable que lleves el dispositivo en un brazalete. Dándole este uso a tu viejo smartphone, evitarás que tu nuevo móvil pueda sufrir este tipo de desgaste y que pueda tener algún accidente.

9. Ir de acampada, a la playa o al campo

Se nos presentan muchas situaciones en las que llevar nuestro smartphone nuevo no es muy recomendable. Para ir a sitios que sepas que lo vas a poner en riesgo, siempre es mejor no jugártela y para eso tienes tu viejo terminal. Para ir a la playa, hacer acampada, e incluso practicar deportes de riesgo, no tienes porque renunciar a llevar tu dispositivo móvil. En estas ocasiones puede llevar contigo el antiguo. De esta manera, podrás disfrutar de todas estas situaciones sin tener que estar tan alerta por lo que le pueda suceder.

10. Dónalo a una asociación para una buena causa

Si finalmente decides que ya no te sirve de mucho y no puedes darle ninguna utilidad, lo más conveniente antes de tirarlo es que lo dones. Hay asociaciones que se encargan de recoger tu móvil antiguo aunque esté estropeado y ya no funcione. En el caso de que puedan reutilizarlo, podrán conseguir fondos con él o enviarlo a países desfavorecidos. En cualquier caso, servirá para ayudar a personas de todo el mundo que lo necesitan. Si no puede ser reutilizado, reciclarán los componentes para respetar el medio ambiente. Algunas de estas asociaciones que cuentan con estos programas de recogida de móviles antiguos son: Intermon Oxfam con Móvil recicla, Amnistía Internacional con recicla tu móvil y tu tablet. Estas dos son algunas de las más fiables en este sentido, ya que se ha descubierto que también hay quien se beneficia de todo esto haciendo un negocio de ello.

Estos son solo algunos de los muchos usos que puedes darle a tu móvil antiguo. Si te pones a pensar y empleas la imaginación y la creatividad, seguro que se te ocurren muchos más. No lo dejes tirado ni abandonado, sigue sacándole provecho. Tal y como te hemos mostrado, puede llegar a tener multitud de utilidades. Cuando ya esté roto, o no quieras seguir contando con él, lo mejor es que acabes donándolo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp