GIMP es una excelente aplicación para editar imágenes y fotografías. Hoy te explicamos un sencillo truco con el que podrás eliminar el fondo sólido de las imágenes, algo que puede ser de mucha utilidad. Usaremos GIMP 2.10, la versión más actualizada de este genial programa. SI usas una versión anterior es posible que algunas opciones se vean algo diferentes.

Cómo eliminar un fondo sólido de una imagen usando la selección difusa de GIMP

Para eliminar el fondo sólido de la imagen usaremos la herramienta de selección difusa de GIMP. Este método solo funcionará cuando el fondo es sólido, es decir, de un único color y constante. Por tanto, no podrás usarlo para eliminar un fondo complejo y colorido como un paisaje.

Dicho esto, ya podemos empezar con el tutorial. El primer paso será abrir la imagen que queramos modificar, algo lógico.

Una vez que hayamos abierto la imagen, hacemos click con el botón derecho del ratón sobre la capa principal y seleccionamos la opción “Añadir canal alfa“. La siguiente imagen lo ilustra para ayudaros.

Con ello habremos añadido una nueva capa de transparencia bajo la capa principal de la imagen. Así, cuando eliminemos el fondo, se mostrará la transparencia que hay debajo, haciendo que la imagen quede mejor. Si omitimos este paso, el fondo de la imagen será sustituido por un fondo blanco, algo que no queremos.

Ahora ya podemos proceder a eliminar el fondo negro de la imagen. Para ello usaremos la “Herramienta de selección difusa” que se encuentra dentro de la pestaña “Herramientas” > “Herramientas de selección” en la parte superior de la interfaz de GIMP.

Esta herramienta nos permite seleccionar una región contigua en base a un color, en este caso será el negro del fondo. Dicho de otra forma, nos permitirá seleccionar una zona contigua de un mismo color. Una vez seleccionada la herramienta, hacemos click sobre el fondo negro de la imagen y veremos que parecen unas líneas blancas y negras en movimiento alrededor de la imagen.

Ahora tienes que evaluar si la selección ha quedado bien o no. Si no estás contento con el resultado, puedes ajustar el “Umbral” para tratar de mejorar la selección. Un Umbral más alto hará que la herramienta sea menos estricta, y un número de Umbral más bajo la hará más estricta por lo que no seleccionará ningún píxel que tenga alguna variación de color del negro.

Cuando estés satisfecho con el resultado, pulsa la tecla “Suprimir” del teclado y el fondo debería desaparecer.

Probablemente notarás que en la imagen aún hay un ligero rastro del fondo negro alrededor, esto se debe a que la herramienta de selección difusa no es perfecta. Puedes corregirlo si continúas ajustando el valor de Umbral. También puedes usar la herramienta de borrado para eliminar algunos píxeles rebeldes.

Esta es una forma básica de eliminar el fondo de una imagen con GIMP, aunque tiene el inconveniente de que solo se puede aplicar a fondos que sean de un mismo color y con un gran contraste frente a la imagen.

El último paso será guardar la imagen como un archivo PNG para conservar la transparencia que hemos añadido anteriormente. Para hacerlo pulsamos la combinación de teclas Control + Mayus + E y se abrirá el asistente. Asegúrate de marca la opción de “Guardar el color de fondo” o todo el trabajo que has hecho no servirá para nada.

Esto es todo lo que necesitas hacer para eliminar un fondo muy básico de una imagen con GIMP, el resultado no es perfecto, pero si le pones un poco de mimo seguro que eres capaz de hacer que quede muy bien.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...