La experiencia del videojuego en tres dimensiones. Es lo que conseguiremos con el Samsung SyncMaster 2233RZ, el monitor 3D para el ordenador que la compañía coreana presentó en el pasado CES 2009. No sólo veremos a los personajes con la sensación de que adquieren volumen y profundidad, sino que además lo hace en gran tamaño. Y es que es una pantalla LCD panorámica con nada menos que 22 pulgadas de diagonal.

Para convertir las imágenes bidimensionales en 3D esta pantalla usa una tecnología 3D Vision basada en las tarjetas gráficas Nvidia GeForce. Eso implica que, para crear el efecto tridimensional, será preciso que el videojuego en cuestión sea compatible con dicho sistema. Hoy podemos encontrar unos 350 títulos que podrían aprovechar esta ventaja. Sin ser pocos, ya nos están limitado a una lista muy concreta.

El otro factor a tener en cuenta es que se necesitan usar unas gafas especiales (igual que en el iZ3D Monitor). Además, por algún motivo que no han especificado, estos anteojos llevan unas baterías que necesitan cargar periódicamente a través del puerto USB. Demasiadas incomodidades y requisitos si encima no funciona con todos los juegos.

Otra pequeña trampa se esconde tras su engañosa tasa de refresco. En efecto, es capaz de trabajar a 120 hercios, el doble de lo habitual. Pero sólo lo hace cuando está en modo 3D, duplicando la imagen original y dedicando 60 hercios a cada una de las dos imágenes resultantes, de cuya mezcla surge el efecto tridimensional. En cambio, en modo 2D sólo emplea 60 hercios, que es lo habitual en un monitor de PC.

En cuanto al resto de sus características, el Samsung SyncMaster 2233RZ sigue la últimas tendencias en este sector. Una pantalla de grandes dimensiones y con formato panorámico 16:9, aunque según el fabricante es capaz de adaptarse a las proporciones 4:3 sin producir distorsiones. Tiene una resolución de 1.680 x 1.050 píxeles, brillo de 300 candelas por metro cuadrado y tiempo de respuesta de entre 3 y 5 milisegundos.

Tal y como estaba estipulado, llegará durante el mes de abril y que se venderá por 370 euros. Un precio aceptable para una novedad de este calibre, aunque no garantice la compatibilidad con los juegos al 100%. En su contra hay que indicar que el uso obligatorio de gafas sigue sin convencernos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,