Tan cerca pero tan grande. El último prototipo de proyector presentado por la empresa japonesa Sanyo tiene la capacidad de proyectar a sus mayores niveles de calidad en una pantalla de 100 pulgadas a sólo 63 centímetros (algo único e insólito). El nombre de guerra del invento es Sanyo Ultra Short Focus Front Proyector.

La clave del nuevo proyector es un sistema que combina las lentes del proyector con espejos cóncavos a los que llega el haz de luz desde arriba. Además, la fuente de luz es laser. En cuanto a la luminosidad, alcanza los 7000 lúmenes que es una cantidad de luz impresionante y su reproducción de color es aproximadamente dos veces mejor que una pantalla LCD normal.

Los pixeles son los puntos de luz que componen una imagen. El proyector de Sanyo produce una pantalla de 1920×1080, si se compara con la de una televisión de toda la vida que tenía 720×576 uno puede hacerse una idea.

Con esta calidad de imagen, el proyector permite varios tamaños de pantalla desde 100 pulgadas hasta 150, que es su tamaño máximo y para la que el proyector debería estar sólo a 94 centímetros de distancia.

El proyector será compacto, pero de gran tamaño. Más de dos metros de ancho (2370 mm), por medio de alto (510 mm) y poco más de medio metro de profundo (630 mm). Un auténtico mueble de buenas dimensiones, eso sí, que ofrece una auténtica pantalla de cine en cualquier habitación. Algo impensable hasta ahora. Desde la firma japonesa se está acelerando su desarrollo con el objetivo de comercializarlo en 2012.

Gracias al abaratamiento de los costes y sobre todo, a la mayor vida de las lámparas, se empiezan a multiplicar los usos de los proyectores. De momento podemos encontrar los típicos profesionales, de cine, modelos para niños hasta otros que caben en la palma de la mano.

Vía: Coolest Gadgets

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,