Los InSight de Verbatim serían unos discos duros portátiles muy comunes si no fuese por una ligera peculiaridad. En la parte frontal cuentan con un display o pequeña pantalla, de apenas 32 x 128 píxeles de resolución, en la que se muestra el nombre de la unidad y cuánto espacio libre le queda. Incluso aunque estén desconectados. Para no tener que chequear cada dos por tres cuántos gigas quedan por ocupar.

Están disponibles en dos versiones según su capacidad, que puede ser de 320 ó 500 gigabytes. Llevan un diseño serio (dejamos los estampados de Hello Kitty para otra ocasión) además de compacto, de 164 gramos y 153 x 87 x 16 mlímetros. Otra de sus virtudes consiste en que no necesita ningún tipo de alimentación externa. El mismo cable USB que los conecta al ordenador para transferir los datos les sirve como fuente de energía.

Son discos de 2,5 pulgadas que se pueden usar tanto en Mac como bajo Windows. Incluyen además aplicaciones proporcionadas por Nero para realizar copias de seguridad de los archivos más importantes. Con Nero BackItUp también es posible encriptar la información contenida y protegarla mediante contraseñas.

Los Verbatim InSight ya se encuentran a la venta. La versión de 320 gigabytes cuesta 120 dólares (85 euros), mientras que la de 500 gigabytes llega a los 150 dólares (106 euros). Precios algo elevados debido a la pantalla integrada, aunque ésta sea más un extra que una razón determinante para decantarse por ellos en lugar de por otros modelos.

Vía: Xataka

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...