Recuerda un poco a una plancha para asar chuletillas, pero que nadie se equivoque. Encima de la Duracell myGrid, el último cargador diseñado por la firma de origen estadounidense, lo que deben situarse son terminales de BlackBerry, Nokia y Motorola, además del iPhone y el iPod Touch de Apple. El simple contacto basta para recargar sus baterías. La idea en realidad no es nueva. Ya se les adelantaron los también norteamericanos de WildCharge con su PowerDisc, que emplea un sistema de inducción.

Hasta que llegue el esperado cargador universal en 2012, se trata de una solución útil para una familia en la que haya abundancia de dispositivos móviles. La gran desventaja de momento es que no funciona con cualquier marca. Las arriba citadas son las única compatibles. Y, dentro de estas, sólo unos cuantos modelos. Nokia admite un mayor número que del resto, pero en la lista no aparecen los teléfonos pertenecientes a la serie XpressMusic o el N97, que son todo un éxito de ventas de la finlandesa.

El cargador estará disponible a partir de octubre, sin que se sepa aún cuál será su precio. Esperemos que más adelante Duracell afine su invento y lo haga extensible a un mayor número de gadgets.

+info: Duracell

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...