maxell_mxsp_d240_1

El mercado nipón tendrá en breve justo lo que necesitaba: otro accesorio para el iPod. Maxell MXSP-D240 es ni más ni menos que otra base dock que engrosa la kilométrica lista de este tipo de productos. Su peculiar forma parcialmente cilíndrica es de lo poco que le hace diferenciarse del resto, aunque sólo sea en parte.

Lo que es peor, cuenta con una desventaja de mucho peso. La misma que en los JVC-XS-SR3: no es compatible con el iPhone. Dejar fuera de la fiesta a uno de los dispositivos estrella de Apple no es la mejor táctica. Pero sí que funciona con los iPod touch, aparte de los classic, mini y nano. Mediante su entrada auxiliar de audio de 3,5 milímetros también se pueden conectar otros reproductores musicales.

maxell_mxsp_d240_2

El funcionamiento es idéntico al de cualquier otra base del estilo. Al colocar el iPod sobre el puerto dock cargamos sus baterías a la vez que lo convertimos en una minicadena de música. Los altavoces están blindados magnéticamente para evitar las interferencias, obteniendo una potencia total de cinco vatios. El mando a distancia nos permite controlar el volumen y cambiar de lista de reproducción sn levantarnos del sillón. Lo de siempre.

Con 1,2 kilogramos de peso y medidas de 138 x 240 x 151 milímetros, el Maxell MXSP-D240 estará disponible en Japón a partir del día 25 de noviembre, en color negro o blanco. Ya se verá si termina traspasando las fronteras asiáticas, pero tampoco es un gadget que vayamos a echar de menos especialmente.

Vía: Fareastgizmos.com

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,