YAMAHA-rxv365-01

El Yamaha RX-V365 es el receptor 5.1 más sencillo en el catálogo de la japonesa. Aunque tiene un precio muy razonable, no anda escaso de potencia. Suministra 5 canales de 100 vatios. Resulta capacidad suficiente para sonorizar sin agobios una sala de tamaño medio.  Pocos aficionados al cine le pondrán pegas al sonido. Tiene diecisiete programas surround, con matices sonoros para todos los gustos. Además, puede descodificar sonido Dolby Digital Surround, Dolby ProLogic II y DTS Digital Surround. Para una máxima facilidad de uso, el fabricante ha diseñado un frontal con muy pocos botones. La mayoría de las funciones se activan desde el mando a distancia, sobrio y cómodo como todos los de Yamaha.

El fabricante ha puesto en el frontal del aparato cuatro botones de “escenas“, para poder seleccionar rápidamente entre BD/DVD, CD, TV y radio. Cada botón activa la configuración sonora por defecto para cada una de esas fuentes. Hay otras escenas disponibles, el visionado de deportes en el televisor o la práctica de videojuegos en la tele, pero se activan desde el menú de opciones. Consciente de que la música hoy en día es, sobre todo MP3, la japonesa ha incluido un algoritmo de mejora de la calidad de los ficheros de audio comprimido, como MP3 o WMA. Restaura parte de las frecuencias eliminadas durante la compresión, logrando un sonido más espacioso y menos artificial.

YAMAHA-rxv365-02

El Yamaha RX-V365 está preparado para distribuir todo el tráfico en el corazón de un sistema de cine doméstico. Dispone de dos entradas y una salida HDMI. Tiene circuitos de tratamiento del color Deep Color de 30/36 bits y x.v.Color. Además opera con frecuencias de refresco de 240 hertzios.También puede trabajar con fuentes de sonido de menor calidad. Para ellas dispone de tres entradas y una salida de vídeo por componentes, y tres entradas y dos salidas de vídeo compuesto. Se le pueden conectar grabadoras de disco duro, mediatecas, sintonizadores de satélite, videoconsolas antiguas y modernas, reproductores MP4 o videocámaras de todas las generaciones.

Por cierto, el hecho de que sea un receptor de cine no significa que su comportamiento con la música sea malo. Al contrario. Como trata muy bien las fuentes musicales, luego reproduce con fidelidad los sonidos de cine. Por eso cuenta con dos entradas de audio digitales ópticas, dos entradas digitales coaxiales, una entrada de audio auxiliar en minijack que pide a gritos un MP3, y cuatro entradas y dos salidas de audio estéreo. También dispone de salidas de altavoces para cinco canales, los dos frontales en rosca y los tres restantes, central y efectos,  en pinza. El juego se completa con una salida para subwoofer autoamplificado. Los que no quieran molestar a los vecinos a altas horas de la madrugada sacarán partido a la salida para auriculares con conector jack del frontal.

El Yamaha RX-V365 tiene un precio de 300 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,