Los smartphones tienen la ventaja de permitir al usuario estar permanentemente conectado a Internet, además de ofrecer otro tipo de servicios como la localización para usar sistemas de navegación. Pero su principal virtud es también su mayor defecto. La conectividad es un arma de doble filo y puede haber fallos de seguridad que expongan la información del usuario a ciertas aplicaciones maliciosas. Hace algunos meses se destapó el escándalo de Carrier IQ, un servicio instalado en multitud de dispositivos móviles de varios fabricantes que se dedicaba a registrar todo lo que sucedía en el móvil. Por ejemplo llamadas, mensajes o localizaciones. Hace pocas semanas hubo un caso similar con Path, una aplicación para iPhone que accedía a la lista de contactos completa y la subía los servidores de la compañía sin previo aviso.

Ahora se ha descubierto un nuevo problema relacionado con la privacidad que afecta a la plataforma iOS para iPhone , iPad y iPod Touch. La noticia llega a través de The New York Times, donde aseguran que se trata de una vulnerabilidad que deja al descubierto todas las fotos que hayan almacenadas en el dispositivo. Cualquier desarrollador con malas intenciones podría crear una aplicación que acceda a tus imágenes y usarlas para cualquier propósito. Lo malo de todo esto es que no llegaría ninguna notificación o aviso por parte de estas aplicaciones y además Apple no lo prohíbe expresamente en su política de privacidad.

Esta situación puede producirse con cualquier aplicación que requiera el uso de la localización, que no son pocas. Este tipo de programas van desde  edición de imágenes o búsqueda de lugares; hasta juegos o redes sociales. Cuando descargas un contenido de este tipo, aparece un globo donde debes dar tu permiso para que la aplicación pueda hacer uso del servicio de localización o GPS, por ejemplo para añadir una ubicación a una imagen hecha con Instagram. Aunque tú sólo das tu consentimiento para que pueda tener acceso a la localización, han sido los propios desarrolladores los que han descubierto que abre el paso a todo tu carrete de fotos y vídeos.

En el momento que aceptes el uso del GPS en una aplicación Apple será incapaz de controlar si está robando tu información o no. En The New York Times aseguran haber contactado con Apple pero en Cupertino no han querido hacer ninguna declaración al respecto. Además afirman que este problema no es nuevo, sino que data de 2010 cuando Apple presentó iOS 4.

iOS de Apple es una plataforma cerrada. Las aplicaciones deben pasar por el estricto examen de la compañía antes de poder llegar al usuario a través de la App Store. Esto se hace precisamente para evitar este tipo de situaciones y en teoría no deberían “colarse” aplicaciones maliciosas que hagan peligrar la intimidad del usuario. Sin embargo parece que últimamente  los de Cupertino han bajado un poco el nivel de exigencia dado que ya se han dado varios casos en poco tiempo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,