Tras el lanzamiento del Samsung Galaxy Alpha en agosto,en Samsung le han cogido gusto a eso del metal, integrando este material en distintos modelos desde entonces. El metal es resistente y da un acabado elegante y sofisticado, por eso muchos usuarios criticaban el uso sistemático del plástico en los móviles de la marca coreana. La compañía ha estrenado varios modelos que combinan carcasa de plástico con un marco metálico alrededor, consiguiendo una estructura más robusta sin que el peso se vea afectado. Sin embargo, el pasado mes de noviembre la compañía fue más allá con la presentación de la nueva serie Samsung Galaxy A. Los Samsung Galaxy A3 y Samsung Galaxy A5 son dos terminales de gama media que tienen la particularidad de contar con un chasis realizado en una única pieza de aluminio. Los terminales se pusieron a la venta en distintos países asiáticos pero ya hay pistas que indican que su llegada a Europa es inminente.

Tal y como informan en SamMobile, conocido portal de noticias sobre la compañía, Samsung ha publicado distintas versiones de firmware para varios países. Esto indica que ya están planeando su llegada a otros países, pero no sólo asiáticos, sino también europeos. No se ha confirmado nada acerca del precio  o la fecha de llegada, aunque es posible que los podamos ver en vivo y en directo en la próxima edición de la feria Mobile World Congress de Barcelona, que se celebra en próximo mes de marzo.

La nueva serie Samsung Galaxy A pretende combinar un punto clave como es el diseño con prestaciones de gama media. Normalmente, los materiales resistentes como el metal se reservan para equipos más avanzados, pero aquí Samsung apunta hacia un público que no busca tener el smartphone más puntero del mercado y se conforman con dispositivos equilibrados. No obstante, destacamos que los Galaxy A se acercan más a la gama media-alta, sobre todo el Samsung Galaxy A5, que es el más avanzado de los dos. Tiene una pantalla de 5 pulgadas con resolución HD (1.280 x 720 píxeles), cámara de 13 megapíxeles y procesador de cuatro núcleos. El Samsung Galaxy A3 baja a 4,5 pulgadas y resolución qHD (960 x 540 píxeles), pero sigue siendo Super AMOLED, como la del modelo superior. Los dos tienen cámara para selfies de 5 megapíxeles, con una función especial para poder capturar selfies de grupo.

Como decíamos, el diseño es el punto fuerte de la serie Galaxy A, no sólo por los materiales, sino también por las formas y los acabados. Están disponibles en varias opciones de color, con los bordes reservados para que se vea una fina línea plateada alrededor. La delgadez también es clave, aunque aquí gana el Samsung Galaxy A5 con un perfil de 6,7 milímetros, frente a los 6,9 milímetros del Samsung Galaxy A3. Samsung presentó ayer mismo el Samsung Galaxy A7, el tercer modelo de la gama que tiene pantalla de 5,5 pulgadas con resolución FullHD y un chasis todavía más delgado, 6,3 milímetros para ser exactos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...