Cuando nos fijamos en las especificaciones de un smartphone, la atención se suele centrar en apartados clave como la pantalla y su resolución, la cámara, el procesador o la memoria RAM. Sin embargo, la memoria ROM o capacidad de almacenamiento es un punto muy importante que muchos smartphones asequibles no cubren correctamente. Tener espacio libre es vital para el correcto funcionamiento de cualquier dispositivo, ya sea un ordenador, un tablet o un smartphone, por eso los móviles con cuatro u ocho Gb de capacidad casi obligan a usar una tarjeta de memoria MicroSD. Los terminales más punteros no tienen este problema, ya que suelen contar con fondos de 16 Gb en adelante, que pueden llegar hasta los 128 Gb. Actualmente sólo unos pocos smartphones ofrecen esta capacidad. Modelos como el iPhone 6 o el recién presentado Samsung Galaxy S6 cuentan con una versión de 128 Gb, que lógicamente es la más cara. Tal y como publica el blog SamMobile, Samsung ha anunciado un nuevo chip de memoria de alto rendimiento con 128 Gb de capacidad, que estará dirigida a móviles más sencillos.


Los Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 Edge son los primeros móviles de la marca coreana en ofrecer una versión con 128 Gb de capacidad de almacenamiento. El principal motivo de que hayan subido el listón de la memoria es que los nuevos buque insignia de la marca no tienen ranura MicroSD. Samsung ha apostado por un diseño monobloque con estructura de aluminio, más sólido y resistente, pero que a cambio pierde la ranura MicroSD y la posibilidad de abrir la tapa para extraer la batería. Como decíamos, los móviles con más memoria ROM suelen pertenecer a la gama alta y es raro encontrar un terminal intermedio que supere los 16 Gb. Samsung ha creado una nueva memoria de alto rendimiento enfocada a dispositivos de gamas inferiores, es decir, con precios más asequibles. No han dado una fecha para el comienzo de la producción masiva de estas nuevas memorias, pero Samsung deja bien clara su intención de dirigir este chip al mercado masivo, ofreciendo la capacidad de 128 Gb en más modelos, sin limitarlo a unos pocos gama alta de su oferta.

La nueva memoria de Samsung está basada en tecnología eMMC 5.0 y ofrece suficiente rapidez para poder usar funciones de multitarea y procesar vídeo en alta definición. El chip ofrece una velocidad de lectura secuencial de 260 MB/s y puede soportar hasta 6.000 y 5.000 IOPS de operaciones de lectura y escritura por segundo –cuatro y diez veces más rápida respectivamente que lo que nos ofrece una tarjeta de memoria externa. Como ya hemos adelantado, Samsung ha eliminado la unidad MicroSD de los Galaxy S6 y S6 Edge y la creación de esta nueva memoria podría estar indicando que harán lo mismo con otros smartphones de su catálogo. La ventaja está clara, mayor rapidez y fiabilidad, pero habrá que ver a qué precios ofrecen los equipos que integren esta nueva memoria.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...