Samsung lanzó los Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 edge el pasado 10 de abril, poco más de un mes tras su  presentación en el Mobile World Congress. El nuevo tope de gama de la marca llega en dos modelos, uno normal y otro con una pantalla que se curva hacia los dos laterales. Las novedades son muchas, empezando por el diseño, que abandona el plástico y apuesta por metal y cristal. También hay mejoras en el hardware y el software. La capa visual TouchWiz se ha aligerado y ahora muchas aplicaciones están disponibles para descargar, de forma que el terminal no viene tan cargado. A pesar de estos cambios, hay usuarios que quieren tener la opción de personalizar el sistema a su gusto y recurren al proceso conocido como root. Al tener acceso a la raíz del sistema se pueden eliminar aplicaciones nativas o instalar una ROM distinta a la de fábrica, pero al mismo tiempo impide el funcionamiento de algunas herramientas como Samsung KNOX y Samsung Pay.

El blog especializado SamMobile ha publicado detalles sobre las consecuencias que tendrá rootear un Samsung Galaxy S6 o Samsung Galaxy S6 edge, y las únicas funciones que se verán afectadas son la suite de seguridad Samsung KNOX y el nuevo sistema de pagos Samsung Pay. Al rootear un smartphone, la integridad del sistema se ve comprometida y este tipo de herramientas no pueden funcionar correctamente dado que manejan datos sensibles. Samsung Pay se presentó como exclusiva de los Galaxy S6 el pasado 1 de marzo y se estrenará este año en Corea del Sur y Estados Unidos. En este sentido no supone un problema para los usuarios de otros países, como por ejemplo España, pero su despliegue está previsto para más adelante.

Samsung Pay es la propuesta de Samsung a otros servicios como Google Wallet y sobre todo Apple Pay. El sistema nos permitirá pagar usando el sensor de huellas integrado en el botón de inicio, igual que propone Apple con Apple Pay. Aunque se parecen en el nombre y el funcionamiento, Samsung Pay cuenta con la tecnología MST (Magnetic Secure Transmission) además del sistema de pagos NFC. Con la función MST se puede pagar en casi todos los datáfonos de banda magnética, facilitando el pago en muchos más comercios. Samsung ya ha confirmado la colaboración con MasterCard, VISA, Bank of America, JPMorgan Chase, American Express y U.S. Bank. También esperan cerrar el acuerdo con CITIC, el banco más grande de China. De momento, que Samsung Pay deje de funcionar no supone un problema, pero la compañía planea el lanzamiento en más países próximamente. Además, todo apunta a que Samsung Pay será una función habitual en móviles de la marca, al menos los de gama alta.

Ya sabes, si rooteas tu Samsung Galaxy S6 o Samsung Galaxy S6 edge, las únicas consecuencias serán no poder usar Samsung Pay ni tampoco Samsung KNOX. La suite de seguridad de la marca se ha actualizado con los Galaxy S6, ofreciendo más funciones para empresas pero con un manejo más sencillo para el usuario medio.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...