Los retrasos en las actualizaciones de Android son sin duda uno de los problemas más criticados por los usuarios. Cuando Google lanza una nueva versión, pasan meses hasta que otros smartphones empiezan a recibir la nueva versión y para entonces lo habitual es que Google ya haya lanzado una nueva. Samsung se comprometió hace tiempo a ofrecer las actualizaciones más rápido y ampliar el soporte para sus equipos y lo cumplieron, pero sobre todo se suelen centrar en la gama alta -la gama media sigue siendo la gran olvidada. Según la última filtración publicada por el blog especializado SamMobile, la surcoreana ya estaría preparando  la siguiente actualización importante para sus cuatro gama alta lanzados a lo largo del año. Hablamos de los Samsung Galaxy S6, Samsung Galaxy S6 edge, Samsung Galaxy Note 5 y Samsung Galaxy S6 edge+. No hay confirmación acerca de la versión a la que se actualizarán, pero la única versión importante en el horizonte es Android 6.0 Marshmallow.

Durante la última edición de la conferencia Google I/O, los de Mountain View aprovecharon para anunciar Android M, su próxima gran actualización. Hace poco supimos que el nombre definitivo será Android 6.0 Marshmallow, siguiendo la tradición de los dulces, y además estaría disponible en breve. Todavía no hay una fecha concreta para su lanzamiento, pero sabemos que se producirá este otoño que acaba de comenzar y hay rumores de que podría ser tan pronto como la semana que viene.

Samsung ya estaría trabajando en la actualización para los cuatro smartphones más punteros que han lanzado al mercado este año, lo que indica que siguen su compromiso de actualizar sus equipos lo más rápido posible. Con todo, marcas como Motorola o Nexus de Google siempre se les adelantan ya que usan una versión limpia del sistema. Samsung integra la capa visual TouchWiz, que viene bastante cargada de funciones exclusivas y retrasa el proceso de forma considerable. A pesar de ello, el año pasado actualizaron el Samsung Galaxy S5 apenas un mes después de la llegada de Android 5.0 Lollipop, aunque después tardó bastante en desplegarse por todas las regiones programadas.

También cabe la posibilidad de que la actualización que estén preparando sea una nueva entrega de Android 5.1.1 Lollipop con mejoras de estabilidad y otras novedades. Samsung estrenó nuevas funciones exclusivas con los Samsung Galaxy S6 edge+ y Samsung Galaxy Note 5, ambos presentados el pasado agosto, y podrían querer llevar algunas de esas novedades a los modelos anteriores. Ya lanzaron una versión que trasladaba características como Apps Edge al Galaxy S6 edge original, el escalador de resolución UHD o novedades de seguridad para KNOX, pero por ejemplo todavía no han activado el soporte para imágenes RAW.

Android 6.0 Marshmallow es la versión que tiene más posibilidades de llegar a los cuatro buque insignia de Samsung de 2015, sobre todo teniendo en cuenta que su lanzamiento oficial es inminente. Esta entrega cuenta con novedades como el soporte para sensores de huellas (una pieza que por cierto llevan todos los equipos mencionados), un nuevo sistema de permisos de apps, mejoras en el rendimiento y la gestión de la RAM y el modo Doze de ahorro de batería.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,