En este especial de hoy vamos a enseñarte cómo traducir una página web directamente desde tu ordenador, algo muy útil cuando estás trabajando o estudiando y necesitas leer fuentes extranjeras para documentarte y, desgraciadamente, no conoces el idioma en el que el texto está escrito. Como las traducciones las haremos desde un navegador, vamos a explicarte cómo traducir  una página web desde los dos navegadores principales que más usan los internautas, estos son, Chrome y Firefox.

Es un truco muy sencillo pero te aconsejamos que lo vayas haciendo a medida que lo vas leyendo. Te dejaremos capturas explicativas para que no te pierdas así como enlaces para descargar los complementos que te posibilitarán la traducción de las páginas web. ¡Comenzamos!

Cómo traducir páginas web con Google Chrome

En Google Chrome es extremadamente sencillo traducir páginas, al punto de no tener que instalar ningún plugin o complemento. Lo único que tenemos que hacer es situarnos dentro de la página web que queremos traducir y clicar con el botón derecho del ratón. Se abrirá una pequeña ventana emergente en la que tendremos que seleccionar ‘Traducir a español’. La página, de manera automática, se traducirá y te mostrará una versión de la misma pero en el idioma español.

Ahora, te habrás fijado que en la barra de direcciones donde colocamos las búsquedas de Internet ha aparecido un pequeño icono del traductor de Google. A partir de ahora, no tendrás que clicar con el ratón sino irte, directamente, a este icono, con el que podrás volver a la versión original de la página, además de otras opciones, como cambiar los idiomas de traducción o indicarle que siempre (o nunca) traduzca esta página web.

Cómo traducir páginas web con Firefox

El navegador Firefox, al contrario que Google Chrome, no tiene preinstalada ninguna herramienta para traducir, por lo que tendremos que descargar un complemento y añadirlo posteriormente a nuestro navegador. El que aquí te recomendamos se llama Google Translator for Firefox y puedes conseguirlo en la página oficial de addons de Firefox. Para instalarlo, solo tienes que clicar donde te marcamos en la captura siguiente.

El proceso es automático, en cuando pulses ‘Agregar a Firefox‘ aparecerá una pequeña ventana emergente en la parte superior izquierda en la que tendrás que clicar en ‘Añadir’.

Ahora, vamos a proceder a traducir la página web que queramos. Para ello, procedemos de la misma manera que en Chrome. Nos situamos en la página web a traducir, clicamos con el botón derecho del ratón y pulsamos en ‘Traducir esta página con el Traductor de Google‘, tal y como vemos en la captura siguiente.

A continuación, aparecerá una nueva pestaña con la página traducida.

Si lo que quieres es, mejor, traducir un extracto de la página en lugar de la página entera, podemos usar algunos traductores en línea como el propio de Google Translator, en el que podremos poner el texto en una caja, apareciendo el idioma traducido en la caja adyacente, o nuevos traductores como DeepL que también dan un buenísimo resultado. Sea como fuere, nunca como hasta ahora fue más fácil entender todo lo que encontramos escrito en idiomas extranjeros. Eso sí, ¡cualquier día es bueno para comenzar a aprender un idioma nuevo!

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp